cáncer de piel

Cáncer de piel o melanoma

Medidas para que el sol no queme la piel

Niños - Para prevenir el cáncer de piel o melanoma es imprescindible utilizar protección solar. La crema solar con protección alta (índice 50) debe aplicarse antes de salir de casa y renovarla tras los baños. Cualquier cambio en los ...

Para prevenir el cáncer de piel o melanoma es imprescindible utilizar bien la protección solar. La crema solar con protección alta (índice 50) debe aplicarse antes de salir de casa y renovarla tras los baños. Los niños, además, han de usar gorros y camisetas. Cualquier cambio en los lunares o la aparición de lunares poco comunes debe consultarse con el médico para descartar melanoma.

Esto sucede en la PIEL del niño cuando la quema el sol

01/07/2016 La piel de los niños es más sensible a los rayos de sol, por eso no se les debe exponer antes de los seis meses de vida. A partir de esta edad, cuando lo tomen, hay que tener mucho cuidado: utilizar cremas solares de alta protección, renovarlas con frecuencia y evitar las horas centrales del día que es cuando más indicen los rayos solares. Para concienciar a los padres, hemos recogido esta foto subida a Twitter por un médico, aunque ya no es habitual que suceda, aún hay padres que se despistan.

Aumenta el cáncer de piel (melanoma) por la exposición solar

29/04/2013 Las quemaduras solares producidas en la infancia aumentan notablemente la aparición de cáncer de piel en la edad adulta. ¿Sabes como distinguir un lunar de una lesión maligna?

Utilizar un fotoprotector 15 en los primeros 18 años de vida puede reducir un 78% el riesgo de CÁNCER DE PIEL

6/07/2011 Los pediatras de Atención Primaria recomiendan evitar exponer a los niños al sol entre las 12 y las 17 horas, usar cremas o lociones fotoprotectoras con un factor de protección 15 o mayor en niños de piel clara, pelirrojos, niños de ojos claros, con pecas o afectos de dermatitis atópica u otras enfermedades de la piel. Según distintos estudios, utilizar un fotoprotector de factor 15 durante los primeros 18 años de vida puede reducir hasta un 78% el riesgo de cáncer cutáneo.

Distribuir contenido