Mamá a los 40 (y más)

Riesgos y ventajas de tener un embarazo tardío
Embarazo / Salud ¿Has traspasado la barrera de los 40 y quieres ser madre? Debes valorar los beneficios y los riesgos que implica un embarazo a esta edad. Aunque biológicamente es mejor tener los hijos en la década de los 20 años, emocionalmente se es más madura a los 40 y se disfruta del bebé con más tranquilidad. Por Mar Fernández.

Por razones fundamentalmente profesionales, la mujer retrasa cada vez más su maternidad. El control de la natalidad, el desarrollo profesional de la mujer, la seguridad económica, el deseo de disfrutar de la vida antes de aceptar las ataduras de la maternidad, y también la mayor esperanza de vida y los tratamientos de fertilidad, han influido conjuntamente en la aparición de un grupo importante de madres "añosas". Si recurres a los tratamientos de fertilidad, debes saber que “las mujeres de 40 años tratadas por infertilidad tienen una probabilidad aproximada del 25 por ciento de lograr quedarse embarazadas utilizando sus propios óvulos”, dice el Dr. Juan Miguel Rodríguez Candia, jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital Infanta Elena de Valdemoro, en Madrid.
 
Un embarazo más controlado
Un embarazo con más de 40 años se considera de riesgo, por lo que requiere un control más cercano por el ginecólogo. “El control del embarazo se centra en la atención de la seguridad de la madre y del feto a lo largo de los meses de embarazo y en el parto. Sabemos que a mayor edad materna, mayor es la probabilidad de que la embarazada manifieste enfermedades subyacentes; los 40 representan una etapa de madurez orgánica y psíquica de la vida, en la que suelen manifestarse algunas condiciones patológicas como la hipertensión arterial, la diabetes, la hipercolesterolemia (colesterol alto), las alteraciones de la función tiroidea (hipotiroidismo o hipertiroidismo) o inconvenientes para conservar un peso adecuado”, explica el ginecólogo.
La mujer a los 40 se encuentra en plena madurez, lo que le va a servir de gran ayuda a la hora de educar a los niños. Sí es cierto que muchas mamás mayores de 40 se quejan de cansancio o falta de paciencia en la crianza de los hijos, pero en la mayoría de los casos el balance es positivo y los esfuerzos se ven recompensados con la satisfacción de ver crecer a sus hijos.

Riesgos del embarazo a partir de los 40
En la población de mujeres gestantes mayores de 40 años hay que distinguir dos grupos: las primíparas (su primer embarazo) y las grandes multíparas (con más de dos embarazos previos). “Mientras que las primíparas sólo están expuestas a las complicaciones obstétricas relacionadas con la edad, en las multíparas, a los riesgos relacionados con la edad se suman los relacionados con la multiparidad”, advierte el Dr Juan Miguel Rodríguez. Existen una serie de riesgos en el embarazo tardío, lo cual no quiere decir que ocurran siempre.
– Abortos espontáneos. Éste es el primer problema de las embarazadas mayores de 40 años, puede llegar a ser hasta del 33% y se incrementa a medida que aumentan los años en la embarazada.
–Hipertensión. La gran mayoría de los estudios recogen un aumento de la incidencia de la hipertensión arterial durante el embarazo con cifras de un 15% en las mujeres mayores de 40 años o más.
– Diabetes. También se observa un incremento en la frecuencia de la diabetes. La proporción de diabetes en el grupo de 40-44 años llega hasta el 6,1% en el caso de las primíparas y al 6,4% en el de las multíparas.
– Alteraciones cromosómicas en el feto. La frecuencia de alteraciones cromosómicas entre los 40– 45 años es de un 3% en los recién nacidos vivos. La mitad de las anomalías cromosómicas imputables a la edad materna corresponden a Síndrome de Down.
– La placenta previa es la anomalía de la implantación placentaria y se presenta en un 0,4–0,5% de los embarazos. Las gestantes multíparas (con más de dos embarazos previos) o las gestantes mayores de 40 años, parecen tener más predisposición a padecer esta patología, aunque no hay estudios concluyentes. La complicación más frecuente de la placenta previa es la hemorragia.
– Cesáreas. Las mamás mayores de 40 años de edad poseen más probabilidades de dar a luz a sus bebés mediante un parto por cesárea, la tasa de nacimientos vía cesárea está sustancialmente elevada por las complicaciones del embarazo como la hipertensión arterial, diabetes, partos pretérmino (prematuros), retraso del crecimiento intrauterino, placenta previa, etc.

Temas relacionados:

Hemorragias en el embarazo

Placenta baja o previa

(14/12/2010)