Reposo relativo o absoluto

Qué actividades puedes realizar y cuáles no
Embarazo / Salud Si estás embarazada y tu ginecólogo te ha recomendado reposo relativo, te habrás preguntado: "¿Qué puedo hacer para guardar ese tipo de reposo?". Debes evitar las actividades que impliquen esfuerzo, como cargar pesos, o las que te obliguen a agacharte. Si la recomendación es reposo absoluto, debes permanecer en la cama. Por Mar Fernández.

El reposo relativo consiste en limitar la actividad física habitual, sobre todo en lo que se refiere a esfuerzos. Se desaconseja hacer la compra cargando pesos, pasar la aspiradora, hacer las camas (porque implica agacharse y hacer fuerza para meter las sábanas debajo del colchón), coger a los hijos en brazos, etc. Sí se pueden realizar actividades que impliquen poco esfuerzo, como hacer la comida, dar paseos suaves, comprar el pan... "El reposo absoluto implica estar en la cama y no levantarse en ningún caso. Se valorará de forma individual situaciones como por ejemplo, si la paciente puede ir al baño o si puede ducharse", explica la Dra. Begoña Olartecoechea, Departamento de Ginecología y Obstetricia en la Clínica Universidad de Navarra.

 

CUÁNDO SE RECOMIENDA REPOSO
Hay muchas situaciones durante el embarazo que pueden precisar reposo en su tratamiento. 
Hemorragias durante el embarazo. En caso de hemorragias en el primer trimestre, se suele recomendar reposo relativo y abstinencia de las relaciones sexuales. En las hemorragias del segundo y tercer trimestre, el tipo de reposo dependerá de la causa que originó los síntomas. Si se debe a una ectopia del cuello del útero (salida del tejido del interior del orificio cervical hacia fuera, de manera que resulta visible al explorar la vagina con el espéculo), no precisa reposo
Placenta previa. Si la hemorragia se debe a una placenta previa, se suele recomendar reposo absoluto. 
– Cerclacle. Consiste en cerrar el cuello del útero con una especie de cinta en caso de incompetencia uterina, es decir, el cuello uterino es incapaz de aguantar cerrado durante el embarazo y cede con el peso del bebé. "Si la paciente está asintomática, es decir, si no presenta contracciones, no es necesario adoptar ninguna medida y puede hacer vida normal", dice la ginecóloga. 
Amniocentesis. Si tras una amniocentesis se produce sangrado, el reposo deberá ser absoluto durante unos días. 
– Anemia severa. En caso de anemia severa, lo más importante es reponer los niveles de hemoglobina con hierro oral, endovenoso o incluso transfusión de sangre si la anemia es muy importante. "El reposo estará enfocado sobre todo a limitar los síntomas del cansancio", dice la ginecóloga. 
– Retraso del crecimiento del feto. Se ha comprobado que el reposo relativo materno ayuda a la ganancia de peso del bebé. 
Rotura prematura de la bolsa de las aguas. Si la embarazada "rompe aguas" antes de la semana 35, se suele aconsejar reposo absoluto.

 

REPOSO EN CAMA: QUÉ HACER Y QUÉ COMER
La inmovilización en la cama puede ser molesta. Se recomienda cambios posturales frecuentes, así como movilizar las extremidades inferiores: flexionar los pies, mover los dedos de los pies, acercar o alejar el empeine de la pierna, dibujar círculos en el aire con la punta del pie, etc. "También puede estar aconsejada la utilización de medios de compresión y, en algunos casos, heparina para prevenir trombosis", explica la ginecóloga. 
Se debe mantener una correcta ingesta de líquidos y de cantidad de fibra en las comidas. Conviene tomar alimentos ricos en fibra, como las verduras, cereales enriquecidos con fibra, fruta, etc., para evitar el estreñimiento. "En caso de estreñimiento, se podrá recomendar el uso puntual de laxantes a demanda", dice la Dra. Begoña Olartecoechea. Pero ha de ser siempre bajo recomendación del médico.

 

TEMAS RELACIONADOS
Hemorragias en el embarazo. 
Placenta baja o previa. 
"Romper aguas" antes de tiempo.
Dieta anti anemia y anti estreñimiento.

(15/05/2012)