Alergia a frutas

Los alérgicos al polen, propensos a serlo a manzana o kiwi
Niños / Salud Las principales causas de la alergia alimentaria en los niños de cinco a 15 años son los frutos secos y las frutas. Entre estas últimas, las que provocan más reacciones son el melocotón, la pera y la manzana. Ante el mínimo síntoma se debe eliminar el alimento de la dieta del niño y acudir al especialista para que realice un diagnóstico adecuado. Por Mar Fernández.

Uno de cada 50 niños sufre alergia a los alimentos vegetales y muchos de ellos tienen riesgo de sufrir reacciones alérgicas debido a una falta de control de la dieta, según la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP). Los alergólogos pediátricos advierten de la necesidad de contar con un diagnóstico preciso y de detallar la composición de los alimentos de los menús escolares. La Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y Látex (Aepnaa) advierte que los últimos estudios indican un aumento exponencial de esta patología y una prevalencia acentuada entre los más pequeños: las frutas son el principal causante de alergia en la población general, aunque el huevo y la leche de vaca son los más frecuentes en los niños.
Por edades, los frutos secos y la fruta son el principal motivo de alergia alimentaria en niños de entre 5 y 15 años. “La mayor parte de las reacciones alérgicas por estos alimentos se deben a las frutas pertenecientes a la familia de las rosáceas como el melocotón, la manzana y la pera”, explica el doctor Javier Boné, alergólogo pediátrico del Hospital Miguel Servet de Zaragoza y componente del Grupo de Trabajo de Alergia Alimentaria de SEICAP.
Los comedores escolares están obligados por ley a adaptar sus menús para niños que requieren dietas especiales, como los alérgicos, e informar cada mes de los mismos a los padres. Sin embargo, no se les obliga a detallar la composición de todos los alimentos ni a seguir procedimientos que eviten la aparición de trazas alimenticias.


Cuándo introducir la fruta en la dieta del bebé

La fruta en general, puede introducirse en la dieta del bebé a partir de los 5 meses, dejando las más alergénicas como el melocotón, kiwi o frutas tropicales para introducirlas a partir del año de vida. "En el paciente de riesgo, por sus antecedentes familiares (padres o hermanos con alergia), la presencia de alergia a la leche ya comprobada, la dermatitis atópica, etc., deberíamos llevar mayor precaución, y creo que una buena opción es introducir los nuevos alimentos siempre de forma aislada, para saber siempre a que atenernos. Yo suelo introducir las frutas habituales: manzana, plátano, pera y naranja sobre los 5 meses y dejo para mas adelante las otras siempre en función de la historia familiar", dice el Dr. Juan Sancha, alergólogo pediátrico del Hospital Virgen del Camino de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).


Síntomas de la alergia a frutas y frutos secos

La alergia a vegetales, sobre todo a frutos secos y frutas, suele manifestarse a partir del segundo año de vida, siendo ya evidente a partir de los 5 años de edad. Sufre variaciones en el tiempo en cuanto a la intensidad de la misma y generalmente perdura toda la vida.  

El niño alérgico suele presentar síntomas al entrar en contacto con el alimento: tras comer frutas o frutos secos suele aparecer picor en la boca, granitos alrededor de ella o hinchazón de los labios. También puede aparecer picor y enrojecimiento en los brazos y en las piernas. Hay casos en los que los síntomas son gastrointestinales: dolor de tripa, diarrea, vómitos. Y en los casos más graves, el niño puede manifestar dificultades respiratorias (tos, pitos, asma), que deben ser tratados en un servicio de urgencias. "La forma de presentación de la alergia depende de a qué tipo de alergeno esté sensibilizado el niño. En general, vamos a tener prurito oral (picor en la boca), ronchas o habones localizados o diseminados, síntomas de rinitis o asma, hasta poder llegar a una reacción anafiláctica como cuadro mas grave que puede poner en riesgo la vida", advierte el alergólogo.


Tratamientos para la alergia a vegetales

La primera medida es eliminar de la dieta del niño el alimento que le produce la alergia . Actualmente se investiga en la elaboración de vacunas, "ya se está vacunando para la alergia al melocotón, y también hay muchos ensayos con inducción de tolerancia a cacahuete, con interesantes resultados", explica el Dr. Juan Sancha.
Por otro lado los niños con alergia alimentaria y sus padres, deben ir provistos siempre de un autoinyectable de adrenalina, y deben estar entrenados para su uso en caso de necesidad, ante una reacción no esperada, pues en ocasiones no hay cerca un hospital. 


Alergia cruzada entre frutas y polen

Los niños alérgicos al polen suelen también sensibilizarse a determinadas frutas (reactividad cruzada). “Esto se debe a que hay una similitud en la estructura molecular de ambos. Así, es muy probable que si un niño tiene alergia al polen de olivo o de gramíneas (hierba común), lo sufra también a frutas como la manzana, el kiwi o el melocotón”, afirma el doctor Sancha.


TEMAS RELACIONADOS

Alergias de verano
El sol, las frutas y algunos insectos, principales causas





Alergia a la leche y al huevo
Un nuevo tratamiento consigue que los niños se curen

(19/04/2017)