Alimentos curativos

Para la dermatitis, el estreñimiento, la hiperactividad…
Niños / Nutrición Existen muchas enfermedades en los niños que están relacionadas con una alimentación incorrecta. ¿Sabes corregirlas o atenuarlas? Te indicamos cómo mejorar la dermatitis, la hiperactividad, el estreñimiento, la gastroenteritis o el bajo rendimiento escolar mediante la dieta. Por Elia Río.

Muchas son las enfermedades relacionadas con la incorrecta alimentación en los niños. Entre las más frecuentes se encuentran: obesidad, diabetes, problemas digestivos (diarreas, estreñimientos, gastritis de repetición, etc.), afecciones de la piel (dermatitis y eccemas), problemas respiratorios, trastornos del comportamiento (hiperactividad, anorexias, bulimias), trastornos neurológicos (problemas de sueño), trastornos hematológicos (anemias). "Estos trastornos están provocados por multiples causas pero en general un aporte inadecuado de nutrientes o bien por exceso (obesidad) o bien por defecto (anemias, estreñimientos) suelen ser la causa común en todos ellos", explica la Dra. Concepcion Vidales Aznar, director médico de NUTRIMEDIC (www.nutrimedic.com, www.nutricole.com). A partir del año de vida, el niño ya puede tomar de casi todo. Para mejorar su salud es importante revisar su dieta y echar mano de los alimentos más adecuados. 

 

EN DERMATITIS. Se trata de una inflamación de la piel que suele aparecer en el niño desde que es bebé y que produce mucho picor. Suele manifestarse en las zonas de los pliegues (codos, rodillas, ingle). Requiere cremas especiales que te recomendará el pediatra, pero además hay que tener en cuenta estos consejos en su alimentación:
– Tomar: frutas y verduras ricas en vitamina A y C (calabaza, zanahoria, brécol), alimentos integrales (semillas y frutos secos), introducir 2 o 3 huevos a la semana.
– Reducir: lácteos enteros, chocolate y bollería industrial. 

 

EN ESTREÑIMIENTO. Puede ocurrir por una falta de estimulo del intestino debido a bajos aportes de líquidos y de fibra. El niño está estreñido cuando le cuesta defecar (llora y se siente molesto al ir al baño) o cuando realiza deposiciones duras y secas (como pelotillas). 
– Tomar: agua (de 1,5 a 2 litros al día), consumir alimentos ricos en fibras (legumbres, pan integral, semillas de lino), cereales, frutas y verduras ricas en fibra (espárragos, espinacas, ciruelas y kiwis o naranjas y también ciruelas pasas). Consumir diariamente yogurt rico en probióticos .
– Reducir: bollerías industriales, chocolate y refrescos. 

 

GASTROENTERITIS. Puede ocurrir por intoxicación alimentaria o por una infección vírica. Se recomienda dieta líquida 24 horas hasta que mejoren los vómitos o la diarrea. "En este periodo lo mejor es la rehidratación con limonada alcalina casera", explica la especialista. Se puede preparar mezclando: un litro de agua mineral, el zumo de dos limones, una pizca de sal, una pizca de bicarbonato, dos cucharadas soperas de azúcar. También se puede recurrir al suero oral de farmacia que suele tener sabor a frutas para que el niño lo tome de mejor gana.  
– Tomar: pasados 24–48 h. con la dieta líquida, se aconseja alimentación astringente, según la tolerancia de cada niño: arroz cocido o agua de arroz o cereales de arroz; alguna fruta como la  manzana (puede ser asada), o membrillo o plátano. Poco a poco, introducir pescado o pollo cocido con patata cocida. Pasados 3 o 4 días volver a la alimentacion habitual e incorporar algún yogurt con bífidus, bacterias que ayudan a reponer la flora bacteriana perdida. 
– Evitar: lácteos y verduras de hoja. 

 

HIPERACTIVIDAD. Se trata de un problema cada vez más frecuente: los niños son nerviosos, no son capaces de permanecer mucho tiempo quietos y también suelen tener déficit de atención. 
– Tomar: alimentos ricos en vitaminas del complejo B, fosfolípidos y hierro (cereales, legumbres,  frutas, verduras, pescados azules, huevos), ya que son necesarios para el buen funcionamiento del sistema nervioso. "Los neurotransmisores en este tipo de patología no funcionan igual, por ello los alimentos ricos en precursores de neurotransmisores, como el triptófano, también estarán indicados en estos niños, se encuentra en platanos y yogurt", explica la especialista. Alimentos ricos en antioxidantes y agua para evitar el desgaste y la deshidratación: fresas, naranja, limón, sandía, melón.
– Evitar: chocolate en exceso, bebidas con excitantes como la cafeína, teína, guaraná, etc.

 

BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR. Se debe realizar un desayuno completo: pan o cereales o galletas, lácteos y frutas. Además, es importante que tome un tentempié a media mañana y en la merienda (bocadillo de jamon, queso y fruta). Se aconseja realizar deporte de manera regular.
– Tomar: incluir en la dieta hidratos de carbono en comidas (arroz, pasta, pan); alimentos ricos en vitamina B (cereales, legumbres, pavo); alimentos ricos en fosfolípidos (aceite de oliva, huevos y pescados azules dos o tres veces en semana); alimentos ricos en antioxidantes, minerales y vitaminas en general (frutas frescas , verduras). 
– Evitar: excitantes, bollería industrial, comidas rápidas, refrescos. 

 

QUÉ DEBE COMER A CADA EDAD

– De 3 a 6 años:
Lácteos: no menos de 0,5 l. al día.
Frutas: no menos de 2 al día.
Hidratos de carbono: cereales, pasta, verduras, arroz… (sin abusar).
Proteínas: 1,5 g/k de peso corporal al día.
Lípidos (grasas): a través del aceite de oliva y la grasa de los alimentos.

– De 6 a 12 años:
Desayuno: 1 lácteo (proteína), pan-cereales (hidratos) y fruta.
Comida: proteínas (carnes, pescados), verduras, arroz o pasta (hidratos).
Meriendas: bocadillos de fiambre de buena calidad (jamón, pavo…) o vegetal, fruta o lácteo.
Cena: igual que las comidas, pero deben ser mas ligeras.

– De 12 a 16 años:
Desayuno: 1 lácteo (proteína), pan-cereales (hidratos) y fruta.
Merienda: imprescindible el bocadillo más la fruta o un lácteo con algún cereal.
Comida y Cena: carne, pescado, huevos, pastas, arroz, verduras…

TEMAS RELACIONADOS
– Dermatitis atópica
– Estreñimiento en el bebé 

(19/06/2012)