Cómo evitar las caries (con el cepillado no basta)

Diez consejos para que sus dientes estén sanos
Niños / Salud ¿Sabes que si toma un buen desayuno influye para que sus dientes estén sanos?, ¿cómo hacer atractivo el momento del cepillado? o ¿cuánta pasta debe utilizar? Todos estos hábitos le ayudarán a mantener los dientes sanos y a evitar la caries. No olvides que si se queda a comer en el colegio, es muy importante que lleve en la mochila un kit dental (cepillo y pasta dental) para que se acostumbre a lavarse los dientes cuando esté fuera de casa. Por Mar Fernández.

Llevar a diario un correcta higiene bucodental y acudir al dentista cada seis meses para prevenir posibles problemas en los dientes, como las caries, son los principales consejos para que los niños mantengan una dentadura sana. Pero además, hay una serie de consejos que recomiendan los odontólogos para conseguir que los niños se cepillen los dientes y los mantenga sanos.

1. El desayuno, fundamental. Un aspecto básico para que nuestros pequeños rindan en el colegio es que desayunen correctamente en casa. Además, un desayuno saludable y su consiguiente cepillado de dientes ayudará a que nuestros niños rindan mejor en el colegio y tengan una buena salud bucodental. Los niños que no desayunan en casa tienen más riesgo de padecer caries dental.

2. Buena higiene dental. Enseñar a los niños desde pequeños a cepillarse los dientes tres veces al día, después de cada comida, es esencial para que tengan unos dientes sanos a largo plazo. Acostúmbrale a realizar esta tarea todos los días y de manera constante.

3. Los mayores, un ejemplo para los pequeños. Procura cepillarte los dientes con tu hijo delante, ya que así seguirá el ejemplo de los padres. A los niños les gusta imitar el comportamiento de los adultos.

4. Diversión en el cepillo. Para que el pequeño cree un hábito de higiene diario y la hora del cepillado no se convierta en algo aburrido, haz  atractivo este momento. Actualmente hay una gran variedad de cepillos de dientes con personajes de dibujos animados que pueden motivar al niño, pero sin olvidar que el tamaño del cepillo debe corresponderse a la edad del menor. Recuerda también cambiarlo cada tres meses para que sea eficaz.

5. Kit dental, siempre en su mochila. Si come en el colegio, incluye en su mochila un neceser con un cepillo y una pasta dental para que se acostumbre a lavarse los dientes también fuera de casa.

6. Uso correcto del dentífrico. Asegúrate de que tus hijos utilizan poca pasta y procura que no se la traguen, ya que el fluoruro de la pasta ingerido en exceso puede afectar negativamente a los dientes, mientras que en la cantidad correcta fortalece el esmalte.

7. Visita al dentista. Lo ideal es que antes de comenzar con la rutina escolar, lleves a tu hijo al odontólogo para revisar el estado de su boca; si no has podido llevarlo, pide cita ya, se recomienda una revisión al año. El especialista valorará si tiene algún problema bucodental y lo tratará a tiempo, cuando el daño es mínimo.

8. Dieta saludable. Aporta a tus hijos una dieta equilibrada, consumiendo los cinco grupos básicos de alimentos: lácteos, cereales, carne, pescado, frutas y cereales, para obtener las vitaminas, el fósforo y el calcio necesario y mantener los dientes sanos.

9. Merienda saludable. Una de las principales amenazas de la aparición de caries infantiles es el abuso de alimentos con alto contenido en azúcar. Por eso, sustituye los bollos por bocadillos y fruta, así como las bebidas endulzadas por agua y leche. Así tus hijos disfrutarán de unos dientes más saludables y fuertes.

10. Ojo con los traumatismos. Es habitual que los niños sufran traumatismos dentales ocasionados por accidentes en el colegio o al practicar deportes, por lo que si esto ocurriera, acude urgentemente al especialista. Si tu hijo practica algún deporte de riesgo, proporciónale protectores bucales para prevenir lesiones.

 

EN LA ADOLESCENCIA
Cuando llegue la adolescencia, es necesario seguir una rutina de higiene minuciosa ya que los cambios horminales favorecen la aparición de problemas en las encías: "Aunque la salud y el cuidado bucodental debe comenzar en la infancia, al llegar a la adolescencia es muy problable que se empiecen a mostrar los primeros signos de la llamada gingivitis puberal, con el enrojecimiento, inflamación y un leve sangrado de las encías”, explica la Dra. Conchita Curull de Clínica Curull. La causa no es otra que el incremento de las hormonas sexuales, estrógenos y progesterona, que se produce a esta edad, y que siempre viene acompañado de un aumento de la circulación sanguínea en las encías que favorece una respuesta inflamatoria a la acción de las bacterias. “Es una situación transitoria y reversible, pero para controlarla conviene mantener unas medidas de higiene bucal eficaces, la eliminación de la placa bacteriana si fuese necesario mediante limpiezas y realizar controles periódicos con el especialista”, apunta la especialista.

Temas relacionados

Cómo cuidar los dientes de tu bebé.

Cuida sus dientes en cuanto salgan.

(21/03/2018)