Halloween sin sustos

8 consejos de seguridad para una noche de miedo
Niños / Salud Las calles se llenan de fantasmas, brujas, zombis y vampiros: ha llegado Halloween. Para que no se convierta en una tragedia terrorífica, sigue estos ocho consejos de seguridad. Por MqP.

La fiesta de Halloween, también conocida como “Noche de Muertos”, se celebra internacionalmente la noche del 31 de octubre, sobre todo en el mundo anglosajón, como CanadáEstados UnidosIrlanda o Reino Unido. En los últimos años ha tomado fuerza en España. De manera que, esa noche, las calles se llenan de monstruos, vampiros, brujas y zombis. En Estados Unidos, que tienen amplia experiencia en este tipo de fiestas, realizan recomendaciones para que la celebración no acabe en tragedia. ¿Por qué? Porque a la hora de disfrazar a los niños y maquillarlos se pueden elegir productos inadecuados que dañen su piel o sus ojos. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) informa de 8 consejos de seguridad que debéis tener en cuenta.

 

1.     Use disfraces que digan "resistente al fuego" en la etiqueta. Si fabrica en casa el disfraz, use telas resistentes al fuego tales como el poliéster o el nylon.

2.     Utilice disfraces de colores brillantes y reflectores o añada tiras de cinta adhesiva reflectora para que sean más visibles; asegúrese que los disfraces no sean muy largos para que no se tropiecen los niños.

3.     Use maquillaje y sombreros en lugar de máscaras que pueden bloquearle la vista.

4.     Pruebe antes el maquillaje que piensa usar.  Ponga una pequeña cantidad en el brazo del niño. Si aparece una erupción, se enrojece o se hincha la piel o nota otras señales de irritación en el área donde lo aplicó, es señal de una posible alergia al maquillaje.

5.     No use lentes de contacto decorativas en los niños. Deben estar indicadas por un oftalmólogo, de lo contrario pueden causar daños en el ojo.

6.     El niño no debe comer ningún dulce hasta que los inspeccione un adulto. Tomar golosinas es una parte muy importante de la noche de Halloween. Si su hijo tiene alergia a los alimentos, revise la etiqueta para asegurarse de que el alergeno no esté presente. Dígales a los niños que no acepten o coman nada que no esté envuelto comercialmente.
7.     Los padres de los niños más pequeñitos deben eliminar todos los dulces con los que se puedan ahogar, tales como chicles, frutos secos, bombones y juguetes pequeños de las bolsas de Halloween.

8.     Inspeccione los dulces envueltos comercialmente en busca de señales de alteración, como por ejemplo, si están descoloridos, tienen las envolturas rotas... Deseche cualquiera que se vea sospechoso.

(25/10/2017)