Maltrato infantil

Hijos de la violencia de género
Niños / Salud Los hijos e hijas de mujeres víctimas de violencia de género también son víctimas de la violencia de los padres. Los pediatras alertan de la situación preocupante que viven estos niños y piden que se dicten órdenes de alejamiento del agresor para estos menores, de manera cautelar, al igual que se hace con las madres. Por Olga Fernández.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) considera especialmente preocupante la situación que viven los hijos e hijas de mujeres víctimas de violencia de género. “Ellos son también víctimas directas de dicha violencia, tal y como se recoge en la legislación vigente. Existe mucha resistencia, sin embargo, en la aplicación de dicha legislación, que establece medidas de protección para los hijos respecto a los padres agresores en los procesos judiciales por violencia de género”, explica la doctora Narcisa Palomino Urda, portavoz de la AEPap y especialista en situaciones de violencia en la infancia. Desde el punto de vista de los pediatras de Atención Primaria, se deberían dictar órdenes de alejamiento del agresor para estos menores, de forma cautelar, al igual que se hace con las madres.

 

Síndrome de Alienación Parental
El 63,6% de las mujeres víctimas de violencia de género afirma que sus hijos e hijas presenciaron o escucharon algúna de las situaciones de violencia; y el 64,2% de estos menores que presenciaron o escucharon, sufrieron a su vez violencia de los agresores de sus madres, según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015 realizada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. En los casos de exposición a violencia de género, en los que además existe maltrato contra el menor en cualquiera de sus tipologías (maltrato físico, psicológico, negligencia, abuso sexual), suele ser habitual que el niño se niegue a cumplir el régimen de visitas impuesto por el juez. A menudo esta conducta se interpreta como un desencuentro entre los progenitores, o se atribuye a un divorcio conflictivo. Por eso los pediatras piden que se rechace el uso del supuesto Síndrome de Alienación Parental: conjunto de síntomas que son consecuencia del uso de diferentes estrategias por parte de un progenitor, en las que ejerce influencia en el pensamiento de los hijos con la intención de destruir la relación con el otro progenitor. Este Síndrome es utilizado por parte de algunos progenitores, y reflejado de forma expresa o encubierta en algunas sentencias a pesar de las recomendaciones que lo desaprueban (Consejo General del Poder Judicial). Es necesario un seguimiento cercano de los casos en los que no se ha acreditado de forma suficiente el maltrato o sobre los que existe duda.

 

Signos de maltrato infantil
Por otra parte, señalar que entre el 15 y 20% de los niños, niñas y adolescentes es víctima de alguna modalidad de maltrato, abuso o explotación sexual infantil, según la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI). El 75% de las lesiones por maltrato infantil se producen en la zona de la cabeza o el cuello, y el 10% en la cavidad oral, según estimaciones de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM).
La lesión más habitual dentro de las producidas en la cabeza y el cuello es la rotura del frenillo labial de la que hay que sospechar maltrato cuando, “se produce en niños que aún no caminan, puede ir asociada a quemaduras orales por una alimentación forzada, por ejemplo, o cuando hay hematomas peribucales que pueden deberse a una compresión forzada de la boca para hacer callar”, explica Jesús Manuel Muñoz Caro, del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario La Paz, de Madrid.

(19/11/2018)