¡Vuelve el hombre del saco!

Pautas para enseñar al niño a desconfiar de los extraños
Niños / Psico Existen pautas para enseñar al niño a desconfiar de los extraños y a decir "No" en situaciones de riesgo. No se trata de asustarle, sino de enseñarle a desconfiar de los extraños, a reconocer una situación de peligro y a defenderse de desconocidos. Por Carmen Bayón.

¡Vuelve el hombre del saco! Sí, ese personaje que nos quitaba el sueño en la infancia, parece haber regresado para susto de nuestros hijos. Cada vez son más frecuentes las informaciones sobre pederastas y raptos de niños, lo que ha llevado a los padres a recurrir a la vieja historia del "hombre del saco" que se lleva a los niños para alertar a sus hijos. Es positivo alertar, pero sin atemorizar. Entonces, ¿cómo enseñarle a desconfiar de los extraños? Silvia Guinea, psicóloga de ISEP Clínic, asegura que lo más importante para prevenir abusos es que los padres sepan cómo explicar a los niños, de forma adecuada a la edad, que existen pederastas y cómo evitar situaciones peligrosas. Estas son las pautas que nos ofrece la especialista para enseñarle a desconfiar de los extraños:

1. INFORMAR sin transmitir miedo. Los padres deben explicar a sus hijos que la mayoría de las personas son buenas pero que también hay otras que intentan hacer cosas que no se deben hacer a los niños. La comunicación debe realizarse en tono serio y con la naturalidad de cuando se explica algo importante. 
2. Enseñarle a DESCONFIAR de extraños. Hay que insistir en algo muy importante: decirle al niño que sus padres nunca enviarán a alguien que no conocen a recogerlos en el colegio o para llevarlos a ninguna parte. Aunque las personas desconocidas los llamen por sus nombres o les ofrezcan regalos o chucherías no deben marcharse con ellas.
3. CONTINUAR con nuestras vidas. El niño debe seguir jugando en el parque, son actividades esenciales para su desarrollo físico, cognitivo y sensorial. Y, en función de la edad, es bueno que realicen recados o vayan solos al colegio para ganar en autoestima y seguridad.
4. Aprender a decir "NO". Hay padres que evitan el "No" para que el niño no se enfade. Sin embargo el "No" es la reafirmación de un desacuerdo. Si los padres lo utilizan adecuadamente, el niño también lo hará y dirá "No" a aquellos regalos que no debe aceptar de un desconocido o a hacer algo que no quiere o no le gusta.
5. CHILLAR ante una situación de peligro. Si ocurre, ¿qué hacer? Los profesionales de ISEP Clínic recomiendan que los padres enseñen a sus hijos a chillar lo más alto que puedan si alguien se los quiere llevar. Y además de chillar, que griten fuerte: “No te conozco, tú no eres mi papá”. Esto dará la alarma a la gente de alrededor.
6. Enseñarle a confiar en los PADRES. Los niños tienen que saber que cuando algo les resulte extraño o sospechoso pueden contárselo a sus padres. Así, si sospechan de un posible abuso a un compañero o ellos mismos han vivido situaciones extrañas se puedan tomar medidas lo antes posible, acudiendo a la policía.

(29/10/2014)