Aplicar leche materna sobre la piel mejora la DERMATITIS atópica

27/03/2015 La leche materna mejora la dermatitis atópica si se aplica sobre la piel del niño, así lo indica el primer ensayo clínico aleatorizado (comparado con un tratamiento de cortisona) realizado en 100 niños y publicado en el International Journal of Dermatology.

La leche materna mejora la dermatitis atópica del niño cuando se aplica directamente sobre la piel, son las conclusiones del primer ensayo clínico realizado con 100 niños y publicado en el International Journal of Dermatology. No es la primera vez que se dice que la leche materna tiene poder curativo cuando se aplica sobre la piel pero nunca se había comprobado mediante ensayo clínico aleatorizado, es decir, comparando su utilización frente a otros tratamientos (hidrocortisona al 1% pomada) en el eccema atópico (dermatitis atópica).
El ensayo consistió en realizar un seguimiento en 100 niños menores de 20 meses diagnosticados de dermatitis atópica moderada–severa que se distribuyeron en dos grupos. En uno de ellos se indicó utilizar una capa fina de hidrocortisona en pomada dos veces al día y en el otro leche materna también dos veces al día en la zona de la piel afectada por dermatitis atópica. Ambos grupos siguieron las mismas instrucciones de cuidado de la piel con dermatitis. A los 21 días se observó que la curación de la piel era del 81,5% en el grupo que utilizaba leche materna y del 76% en el grupo que utilizaba la pomada de corticoides. Sin duda, una buena noticia, ya que la leche materna es más fácil de conseguir que la cortisona y, sobre todo, no tiene efectos secundarios.