Comer regaliz en el EMBARAZO puede afectar al cerebro del niño

07/02/2017 Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia) y publicado en la revista “American Journal of Epidemiology” ha visto que puede haber una relación entre el consumo de regaliz en el embarazo y los problemas de capacidad cognitiva en los niños.

El estudio realizado por investigadores de la Universidad de Helsinki, en el que participaron un total de 378 niños de 13 años, comparó a los chicos cuyas madres habían consumido mucho regaliz durante el embarazo con los hijos de madres que consumieron poco o nada regaliz en el embarazo. Vieron que quienes habían estado expuestos a grandes cantidades de regaliz en la gestación obtenían peores resultados en las pruebas de evaluación cognitiva y en las que medían la capacidad de memoria e incluso vieron que tenían más riesgo de desarrollar trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Los investigadores creen que el edulcorante natural del regaliz, la glicirricina, puede afectar al desarrollo cerebral del niño durante el emebarazo. Por lo que recomiendan informar a las embarazadas sobre el efecto negativo que puede tener sobre el feto.
La ginecóloga Ana Suárez Rubiano, ginecóloga del Equipo de Matronas y Ginecólogas “Ana Suarez, One to One” también recomienda no consumirlo durante el embarazo, “ni siquiera en infusión porque es hipertensivo (aumenta la presión arterial) y posee un efecto hipoglucémico (baja el azúcar)”.