La miel es buena para aliviar la TOS nocturna, según un ensayo clínico

16/09/2015 La miel puede ser un tratamiento beneficiosos para calmar la tos nocturna y la dificultad para dormir cuando el niño sufre infección respiratoria de vías altas, así se ha demostrado en un ensayo clínico.

Un ensayo clínico aleatorizado, a doble ciego, y controlado con placebo, ha dejado en buen lugar a la miel como calmante de la tos. Se realizó en seis clínicas pediátricas de Israel, donde se comparó los efectos de la miel sobre la tos nocturna y las dificultades para dormir asociadas a la infección del tracto respiratorio superior, frente al placebo en niños de uno a cinco años. Los niños se dividieron en cuatro grupos de tratamiento: miel de eucalipto, miel de cítricos, miel de plantas labiadas, y silan de dátiles como placebo con sabor similar a la miel. Todos recibieron 10 g de producto media hora antes de acostarse. Se encontraron diferencias significativas entre cada grupo que tomó miel en comparación con placebo respecto a la frecuencia de la tos. En general, los productos con miel fueron más eficaces que el placebo.

La conclusión del estudio fue los padres calificaron a la miel mejor que al placebo para el alivio sintomático de la tos nocturna de sus hijos y la dificultad para dormir debido a infección respiratoria de vías altas. 

 

Según los especialistas, la miel podría constituir una alternativa terapéutica a los antitusígenos para tratar la tos nocturna en niños mayores de un año con infecciones del tracto respiratorio superior, sobre todo teniendo en cuenta que los antitusígenos aún no han demostrado su eficacia.