Las mayoría de los accidentes infantiles fuera del hogar ocurren en la ESCUELA

04/10/2017 Más de la mitad de los accidentes de los niños suceden fuera del hogar. El lugar donde más ocurren es en la escuela y los niños se accidentan más que las niñas, según un estudio llevado a cabo por investigadoras de la Universidad Pública de Navarra.

El 57,2% de los accidentes en la población infantil española se producen fuera del hogar, y de ellos, el 44,6% suceden en la escuela, el 21% en parques y jardines y el 20% en la vía pública, según un estudio elaborado por dos investigadoras de la Universidad Pública de Navarra. Caídas, puntapiés, choques o balonazos son algunos de los accidentes inesperados que identifican los niños encuestados.

 

Los niños se accidentan más que las niñas
El trabajo se ha elaborado a partir de una muestra de 584 escolares navarros de 8 y 9 años, una franja de edad en la que varios estudios registran un aumento de los accidentes. Tras rellenar el Cuestionario de percepción de accidentes escolares, los resultados muestran que el 76% de los encuestados, tanto niños como niñas, consideran que son los varones los que padecen más accidentes en el entorno escolar. Entre las respuestas, sugieren que “son brutos”, “más movidos”, “se suben a las porterías”, “juegan a peleas y se hacen daño” o “quieren ser lo más fuertes”.

Cómo prevenirlos
“Las intervenciones educativas pueden reducir significativamente las conductas de riesgo escolar y contribuir a la adquisición de competencias en el cuidado de la salud que posibiliten la elección de conductas saludables a lo largo de la vida”, afirman las investigadoras. En cuanto a la opinión de los escolares, plantean medidas preventivas (como la implantación de barandillas), la adquisición de hábitos de cautela o la promoción de actitudes de respeto. Y algo importante: sugieren la solicitud de participación de una persona adulta para mediar en los conflictos o en las situaciones que entrañen peligro. “Esta demanda –apuntan las autoras del estudio– abre un espacio a la figura de la enfermería escolar como recurso de prevención y promoción de la salud”.