Los collares de ámbar para la DENTICIÓN no calman y son peligrosos

28/12/2018 Los collares de ámbar no sirven para calmar las molestias de la dentición en los bebés y pueden provocar asfixia y estrangulamiento en los niños.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha emitido una alerta sobre el uso de los collares de ámbar para calmar las molestias de la dentición en los bebés, advirtiendo del peligro de asfixia o estrangulamiento para los niños. La FDA ha recibido notificaciones de fallecimientos y lesiones graves en bebés y niños, incluyendo estrangulación y asfixia, causados por los collares de ámbar para la dentición. Y cita el caso reciente, en Estados Unidos, de un bebé de 18 meses que falleció estrangulado por el collar para la dentición que llevaba mientras dormía. 

En España también se utilizan y pueden encontrarse fácilmente en Internet. Las páginas que los venden aseguran que tienen propiedades antiinflamatorias: “Tiene ácido succínico, que en contacto con nuestro cuerpo es absorbido y nos ayuda a aliviar el dolor y la inflamación. En el caso del collar de ámbar para bebés se utiliza para ayudar con la inflamación sufrida por el bebé en la primera dentición”. Sin embargo, esta afirmación no tiene evidencia científica, ya que no existe ningún estudio científico que muestre que el ácido succínico posea algún efecto analgésico. La FDA recomienda a los padres que no usen estos productos. “Estamos preocupados por los riesgos que hemos observado con estos productos y queremos que los padres sepan que la joyería para la dentición pone a los niños en riesgo de lesiones graves y de muerte", ha declarado el comisionado de la FDA, el doctor Scott Gottlieb.