Los ÓVULOS vitrificados logran la misma tasa de embarazo que los frescos

04/12/2013 La vitrificación de óvulos ha conseguido elevar las tasas de éxito en los tratamientos de reproducción asistida. Y es un recurso para las mujeres que quieren preservar su fertilidad: congelan sus óvulos antes de someterse a quimioterapia o simplemente porque quieren retrasar la maternidad.

La tasa de supervivencia de los óvulos vitrificados es del 90% y las investigaciones muestran que la tasa clínica de embarazo por ciclo es prácticamente la misma en ambos casos: 50,2% en óvulos congelados y 49,8%  en óvulos frescos. “Los datos de los resultados clínicos de fecundación in vitro a partir de óvulos vitrificados tanto en pacientes oncológicas como no oncológicas son esperanzadores y el seguimiento a largo plazo de los bebés nacidos gracias a esta técnica será lo que consolide esta práctica de forma definitiva”, explica al doctora Ana Cobo, directora del Laboratorio de Criopreservación de IVI.
Los centros IVI introdujeron por primera vez en España la vitrificación de óvulos en 2007 y, desde entonces, más de mil pacientes han pasado por sus clínicas, 560 por motivos sociales y 621 por motivos oncológicos. Una vez superada su enfermedad, diez pacientes han vuelto a IVI para ser madres tras la vitrificación y actualmente hay tres gestaciones en curso y un niño nacido hace unos meses en Canarias de una mujer de 33 años que realizó la vitrificación de óvulos antes de un tratamiento oncológico.