Mapa de la GRIPE por comunidades autónomas

29/12/2016 La gripe se ha adelantado esta temporada y comienza a avanzar por la geografía española. De momento, el nivel de difusión y de intensidad más alto lo registra Asturias. El virus dominante es el A(H3N2). Los virus A y B causan brotes y epidemias, y suelen producir infecciones más graves que los virus tipo C.

La gripe se ha adelantado, alcanzando esta temporada una tasa de detección del 10% más temprano (semana 46), mientras que en las últimas seis temporadas ocurrió entre las semanas 49 y 51. La mayoría de los casos corresponden al tipo A, siendo A(H3N2) la gran mayoría de las cepas suptipadas (99,8%). Hay epidemia en Asturias, País Vasco, La Rioja, Madrid, Castilla y León, y Cataluña. Se puede seguir el mapa de avance de la gripe aquí.
Respecto a los casos graves hospitalizados confirmados de gripe, desde el inicio de la temporada, España, Irlanda, Reino Unido y Rumanía han notificado 255 casos hospitalizados sin ingreso en UCI. En total, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Rumanía y Suecia han notificado 69 casos ingresados en UCI: el 94% estaban infectados por virus tipo A, siendo A(H3N2) el 96% de los subtipados. El 65% eran mayores de 64 años, y sólo el 7% menores de 15. 

Signos y síntomas
La gripe estacional se caracteriza por el inicio súbito de fiebre alta, tos (generalmente seca), dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, intenso malestar y abundante secreción nasal. La tos puede ser intensa y durar 2 semanas o más. La fiebre y los demás síntomas suelen desaparecer en la mayoría de los casos en el plazo de una semana, sin necesidad de atención médica.

Grupos de riesgo
Las epidemias anuales de gripe pueden afectar gravemente a todas las poblaciones, pero el mayor riesgo corresponde a las embarazadas, los niños de 6 a 59 meses, los ancianos, los pacientes con determinadas enfermedades, como VIH/sida, asma, neumopatías crónicas o cardiopatías crónicas, y los profesionales sanitarios.

La OMS recomienda la vacunación anual en: 

·       las mujeres embarazadas en cualquier etapa del embarazo;

·       los niños de 6 meses a 5 años;

·       los ancianos (≥ 65 años);

·       las personas con enfermedades crónicas;

·       los trabajadores de la salud.