Medicina BIORREGULADORA: reduce los síntomas de alergia en los niños

11/03/2011 Entre 800.000 y un millón de niños son alérgicos y el ritmo de crecimiento de nuevos casos es de cerca del 2 % al año. La medicina biorreguladora, que utiliza medicamentos homeopáticos compuestos, puede ser eficaz en la prevención y el tratamiento de los síntomas al actuar sobre el sistema inmune del mismo modo que las vacunas y sin producir efectos secundarios.

Medicina biorreguladora en sprayMedicina biorreguladora en sprayLas temperaturas primaverales y la contaminación han disparado los síntomas alérgicos entre los niños, como el asma y la rinitis, según confirman los organizadores del XVI curso de avances en Pediatría, que organiza el Instituto Valenciano de Pediatría. Para el doctor Ignacio Manrique, director del mismo, la medicina biorreguladora, que utiliza medicamentos homeopáticos compuestos, puede ser eficaz en la prevención y el manejo de los síntomas al actuar sobre el sistema inmune del mismo modo que las vacunas. “Los pediatras tenemos gran experiencia en el uso de la inmunoterapia sublingual cuyo fundamento parece ser muy similar al de la medicina biorreguladora. En los niños tratados con este tipo de tratamientos tanto para ácaros como para pólenes, los resultados están siendo excelentes y evitan los tan odiados pinchazos”, explica.

¿Qué es la medicina biorreguladora?
La medicina biorreguladora es una sistema terapéutico innovador que representa el puente entre la homeopatía y la medicina convencional. Cuenta con medicamentos homeopáticos compuestos, de venta exclusiva en farmacias, y avalados por estudios clínicos. Intervienen en la regulación del sistema inmune ante las diferentes causas que desencadenan la enfermedad.
La Sociedad Española de Alergología Pediátrica estima que entre 800.000 y 1 millón de niños son alérgicos y el ritmo de crecimiento de nuevos casos es de cerca del 2 % anual, según cálculos del Instituto Valenciano de Pediatría. Este año, además, los síntomas están comenzando antes de tiempo debido a los cambios climáticos y a la contaminación. La causa principal de alergia son los ácaros del polvo domestico y los pólenes, entre los que se encuentran el polen de gramíneas, olivo y parietaria.
Los fármacos convencionales utilizados para la alergia, como corticoides y antihistamínicos, poseen efectos secundarios, sobre todo en el caso de los niños. Por eso cada vez son más los pediatras que prescriben medicina biorreguladora, tan segura que se puede utilizar incluso en lactantes, según el doctor Manrique. Este especialista destaca la eficacia de Luffel, “comprimidos con un efecto suavemente antihistamínico para darlo en la profilaxis de las rinitis alérgicas y asma”, y Euphorbium, el nebulizador nasal, “que también es efectivo para la rinitis alérgica”. En las épocas de mayor polinización, añade,  “es muy interesante el uso del Oculoheel colirio en monodosis para los síntomas de conjuntivitis alérgica”. Antes de utilizar cualquiera de estos preparados debes consultar con el pediatra.