No enjuagarse la boca tras el cepillado previene la CARIES

10/12/2018 Aunque parezca una contradicción, la nueva recomendación de los odontólogos para prevenir la caries se basa no enjuagarse la boca tras el cepillado para que la acción protectora del flúor permanezca más tiempo en los dientes.


Uno de cada tres niños con dientes de leche tiene al menos uno con caries, según la Encuesta de Salud Oral elaborada por el Consejo General de Dentistas de España. Para evitar este problema, además de seguir una serie de consejos, se recomienda incorporar a la higiene diaria una nueva indicación. Según un documento de consenso de la Academia Europea de Odontología Pediátrica (EAPD) y la Sociedad Española de Odontopediatría, una buena medida para evitar las caries es que tras el cepillado de dientes no se enjuague la boca con agua porque se elimina el efecto protector del flúor: “La duración del cepillado debe ser mayor de un minuto y se debe indicar a los niños que escupan el exceso de pasta dentífrica y que no se aclaren la boca con agua después del cepillado”, dice el documento. Algo que también refrendan especialistas como el doctor Phil Stemmer, del centro dental Fresh Breath Center en Londres: “Enjuagarse la boca elimina la capa protectora de flúor que deja la pasta de dientes sobre las piezas dentales”.

 

¿Riesgo de fluorosis?
La costumbre de enjuagarse la boca con agua reside en el miedo a que los niños se traguen los restos de la pasta de dientes que contiene flúor, un mineral que se añade a colutorios y pastas de dientes con el fin de reforzar el esmalte dental. Sin embargo, tal y como explica Lydia Almansa, auxiliar de odontología, experta en higiene dental y creadora del blog Una madre en el dentistala pequeña ingesta de flúor ocasionada por el cepillado de dientes es nula pero sí que han crecido los casos de niños pequeños con caries en dientes de leche”. Esta experta indica que aunque parezca raro el consejo de no enjuagarse, es lo mejor. Basta con escupir bien todo el resto de pasta tras el cepillado, “la sensación de pasta en la boca es más sensación que realidad”, dice. A la hora de elegir la pasta de dientes, Almansa recomienda fijarse en la cantidad de flúor que llevan y seguir estas indicaciones: 

De 0 a 2 años: hasta 1000 ppm de flúor.

De 2 a 6 años: de 1000 a 1450 ppm de flúor.

Más de 6 años: 1450 ppm de flúor.