Un estudio de la OCU alerta de que los más pequeños ven mucha publicidad de alimentos con grasa y azúcar

5/10/2010 Un estudio realizado por la Organización de Consumidores (OCU) ha puesto de manifiesto que los alimentos ricos en grasa, sal y azúcar copan la publicidad que ven los niños en la televisión. Una peligrosa influencia que puede elevar las tasas de obesidad infantil, ya que los más pequeños piden muchos de los productos que ven anunciados por televisión.

La OCU ha analizado durante un mes (del 1 al 30 de abril de 2010) la publicidad que se emite en 29 cadenas de televisión (ocho cadenas nacionales y 20 autonómicas). En total se revisaron 20.880 horas de programación y se analizó la publicidad en tres contextos: durante el día completo, en la franja horaria de las 6 a las 21 horas y en los programas infantiles (Club Megatrix, Power Rangers, Los Simpson, Kochikame, Shin Chan, Boing, Los Patata, Tik Tak Circus, Trikitraka, Betizu, La Banda, El mon d’en guai, Presta Asgaya, Zagales, Kosmi Club y Disney Channel). Según el estudio, no todas las cadenas emiten igual cantidad de anuncios. Por ejemplo, Telecinco es la que más publicidad de alimentos emitió durante el día (33 anuncios por hora). Las cadenas autonómicas son las que mayor porcentaje de anuncios de alimentos emiten. Y entre estas cadenas, destaca la Televisión del Principado de Asturias (TPA), con un 58% de anuncios de alimentación. El canal infantil con menos publicidad de alimentos fue Disney Channel: mientras las otras cadenas analizadas emiten un 34% de publicidad de alimentos, Disney Channel emite un 26%. El canal infantil Clan no se analizó porque no lleva publicidad. En cuanto a las marcas de alimentos, la que más anuncios emite es Danone (uno de cada cuatro es suyo).
Los niños suelen pedir muchos de los productos que ven en anunciados en televisión y gran parte de la publicidad que se emite en horario infantil no contribuye a mantener una alimentación saludable. Esta influencia puede acabar elevando las tasas de obesidad en los más pequeños, un problema que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes o hipertensión en la edad adulta.

Fuente: Revista OCU-Salud