Uratos amorfos o SANGRE en la orina de los bebés

08/12/2018 El descubrimiento de manchas de color rojizo (color teja) en el pañal del bebé alarma mucho a los padres. Suele deberse a la eliminación de uratos amorfos, unas sales de urato (sodio, potasio, calcio y magnesio) en forma de cristales que aparecen cuando se enfría la orina.

Foto de Dos Pediatras en CasaFoto de Dos Pediatras en CasaSegún explican los pediatras Elena Blanco y Gonzalo Oñoro, autores del blog “Dos Pediatras en Casa”, “los uratos aparecen cuando la orina está muy concentrada y se enfría. En la clínica esto ocurre cuando existe algún grado de deshidratación por otra patología (diarrea, vómitos…) o porque no han bebido suficiente agua”. También indican que es habitual encontrarlos en los primeros pañales del recién nacido, “debido a la excesiva diuresis (excreción de orina) que realizan estos niños en los primeros días de vida, la cual provoca una leve deshidratación fisiológica”.

¿Uratos o hematuria (sangre en la orina)?
La presencia de uratos amorfos no reviste importancia, pero sí es un indicador en los bebés de falta de hidratación. Esta situación se corrige dándole de mamar más veces u ofreciéndole agua. Si a pesar de tomar líquidos, sigue manchando el pañal, debéis acudir al pediatra. Es importante descartar la presencia de sangre en la orina (hematuria), por lo que el pediatra le realizará un análisis de orina con una tira reactiva que detecta restos de sangre en la misma. Los pediatras Blanco y Oñoro recomiendan estar atentos a las siguientes situaciones y acudir al pediatra siempre que parezcan en el niño:
1. Orina durante toda la micción de color muy oscuro (como si fuera Coca cola o como “agua de lavar carne”).
2. Orina que al inicio de la micción es de color rojizo y se aclara posteriormente.
3. Orina que al inicio de la micción es normal y se tiñe al final de la misma (incluso podría observarse como un goteo al finalizar).