JUNGFRAU, SUIZA

JUNGFRAU, SUIZA

En la cima de Europa
La estación de tren más alta de Europa nos regala unas vistas espectaculares y la posibilidad de tocar el cielo con las manos, o casi. Por Francisco Lucas.
No hay montaña que se resista al pequeño tren. Sphinx Terrace: Cuidado con el mal de altura. Si subes puedes aprovechar para esquiar. En Eispalast no hace falta refrigerador.

4158 metros de altitud tiene el pico más alto del cantón suizo del Oberland Bernés. Subir hasta él podría parecer una empresa imposible sólo reservada a los más expertos alpinistas. Pero también es apto para familias: podéis llegar en menos de una hora gracias al maravilloso tren cremallera que funciona desde 1912. Se trata de una excursión muy popular y apreciada por los suizos.

La primera parada es Kleine Scheidegg punto de partida de muchas rutas y senderos de alta montaña y la estación donde los viajeros deben cambiar de tren para subirse al definitivo ferrocarril rojo y amarillo que nos llevará al techo de Europa. Nada más arrancar, nos adentraremos en las entrañas del Eiger (3.970 metros) y el Mönch (4.099 metros) circulando por unas estrechas vías con desniveles superiores al 25%. Todo transcurre muy despacio, para que los viajeros puedan adaptarse a la altitud.

La segunda parada será para asomarnos a las cristaleras que permiten ver las escarpadas paredes verticales del Eiger y la tercera para sorprendernos con las increíbles vistas del glaciar Aletsch, la corriente de hielo más larga de los Alpes con más de 22 kilómetros.

Para rematar la jornada visual, en cuanto salgamos del tunel nos encontraremos frente a las increíbles cimas del Jungfrau y del Eiger pudiendo, si alzamos un poco las manos, tocar el cielo, o casi. La excursión merece la pena sin duda pero sólo si la jornada amanece despejada. Subir con mal tiempo es tirar el dinero. Y supone llevarse una decepción que el lugar no se merece. Otro consejo es abrigarse muy bien, sea la época del año que sea.

El final del trayecto desemboca en un enorme complejo excavado en la montaña donde se puede visitar desde un observatorio astronómico hasta la terraza más alta de Europa, la Sphinx Terrace, 3.571 metros a los que se llega mediante un ascensor.

Eispalast (Palacio de hielo): una caverna tallada en el glaciar con esculturas de hielo permanentes.

El espectacular paisaje de la región: un prodigio de la naturaleza que entusiasmaría incluso a Heidi, compuesto por montañas, valles y glaciares de tal belleza que fueron declarados, por la Unesco, patrimonio de la Humanidad. Destaca en este grupo el pico Eiger (“ogro” en alemán), con sus 3.970 metros de altura, el Mönch (“monje”), con 4.099 metros, y Jungfrau (“joven doncella” ), la más elevada de la zona, con 4.158 metros.

COMO LLEGAR

Se puede elegir entre dos puntos de partida: El primero consiste en coger el tren en Interlaken hasta Lauterbrunnen para desde aquí tomar los trenes que llevan a la Jungfraujoch pasando por Kleine Scheidegg pero el mejor punto de partida es el que va desde Grindelwald hasta Kleine Scheidegg.

DONDE DORMIR

Apartements & Hotel Kirchbühl en Grindelwald: acogedor hotel de chalets con encanto. Figura entre los "Top Twenty", hoteles suizos para familias. Su tarjeta de presentación incluye una ubicación tranquila, lejos del tráfico, el amable perro Berner Sennenhund, el bufete de pasteles por la tarde y sobre todo las espaciosas habitaciones para toda la familia y los apartamentos tipo chalet. www.kirchbuehl.ch/

DONDE COMER

Existen varios resturantes en la cima pero sorprende el restaurante Bollywood: Su nombre no esta fuera de lugar cuando comprobamos la cantidad de visitantes indios que hay en Jungfraujoch. La razón: muchas de las producciones de Bollywood están rodadas en Suiza porque los exóticos paisajes montañosos helvéticos enamoran a los espectadores indios. www.gletscherrestaurant.ch/

(07/03/2011)