GALICIA

GALICIA

20 sendas fluviales: paseos al fresco
En los días soleados, las rutas fluviales se convierten en la opción ideal para disfrutar de un agradable paseo con la familia. Por Juan Fernández.
Ubicación de las sendas fluviales. Elige la tuya. 2. Escucha el río dos Dous Nomes en Coirós. 4. Viaducto sobre el Ulla en San Xoan da Cova. 5. Fervenza do Inferniño en Basebe. 6. Torre de defensa en Catoira. 10. A la orilla del río Lérez. 12. Parque de Castrelos en Vigo. 13. De paseo en Molinos de Baredo, Baiona. 14. Playa fluvial de O Val en Mondariz. 15. "Telesilla" en el río Sor, Morgallón. 16. Molino de agua en Guitiriz. 17. El paseo del río Rato en Lugo. 19. Puente de madera en el río Loio, Paredela. 20. Puente del Milenio en Ourense.

Aunque afortunadamente ya son muchos los caminos rehabilitados que discurren a través de las riberas de los ríos en toda la península, en esta ocasión nos centramos en las sendas fluviales gallegas y os ofrecemos una selección recomendada para todos los públicos, grandes y pequeños, con caminos claros y señalizados.

Las sendas fluviales ofrecen, además del atractivo de cada ruta, sombra y un ambiente fresco gracias a la vegetación de ribera, con su abundancia en sauces, alisos y carballos, que favorece la flora y la fauna del río. El agradable sonido del agua, al deslizarse sobre su cauce, pone la nota relajante.

A CORUÑA

1. San Sadurniño

Agradable paseo a orillas del río Xubia entre arboles y puentes de madera con un parque temático sobre las plantas en Galicia con carteles informativos sobre sus características. Los jardines, mesas y una piscina, conforman un lugar ideal para disfrutar de un relajado día en familia. Más información: www.concellodenaron.com
Dificultad: Baja. Punto de partida: San Sadurniño, A Coruña.

2. Coirós

La ruta del Río dos Dous Nomes nos adentra en un paraje casi salvaje de bosques autóctonos. Nada más comenzar se pueden contemplar los primeros cuatro molinos de los muchos que jalonan el camino. Otros atractivos de la ruta son una herrería, a la que se llega desviándose por una ramal del camino, y el embalse que alimenta una minicentral.
Dificultad: Baja. Distancia: 3,5 km. Punto de partida: A Ponte Xora en el río Vexo, Coirós, A Coruña (PR-G35).

3. Lousame
Como es habitual en las sendas fluviales gallegas, la del río Lobo ha permitido la restauración de cinco molinos en un ruta donde los más pequeños también disfrutarán de los parques recreativos. Más información: www.concellodelousame.com
Dificultad: Fácil. Punto de partida: Brandia, A Coruña.

4. San Xoán da Cova

Esta preciosa ruta discurre por la margen derecha del río Ulla aprovechando caminos de paso y sendas de pescadores. El trayecto esta salpicado por las áreas recreativas de Agronovo, Ximonde y Cubelas, donde termina la ruta. Merece la pena desviarse para conocer el Pazo de Ortigueira en Santa Cruz. Este pazo barroco del S XVI. destaca por los amplios jardines y sus árboles centenarios. En el área recreativa de Ximonde, San Miguel de Sarandón, nos encontramos con un centro piscícola y con otro estupendo pazo. Antes de llegar al final de la ruta, en el área recreativa de Cubelas, descubriremos los molinos de Pastel.
Dificultad: Media. Distancia: 11 km. Punto de partida: A Ponte Ulla en San Xoán da Cova, A Coruña (PR-G36).

5. Basebe

Sendas de pescadores, caminos de carro, grandes bosques, tupidos robledales, escondidas cascadas y el importante paraje natural del Pozo do Pego. Desde Ponte Basebe, bajando junto a la margen derecha del Ulla, los bosques de ribera y los restos de los molinos nos aproximan, en medio de un hermoso paraje natural, hasta A Fervenza do Inferniño y a Os muíños de Quintas para descubrir las ruinas del Pazo de San Cristovo. No dejéis de observar las ancestrales ouriceiras. Más información: www.terrasdeullaetambre.es
Dificultad:
Media. Distancia: 13 km. Punto de partida: Puente Basebe, A Coruña (PR-G93).

PONTEVEDRA


6. Catoira
De un paisaje forestal en las partes altas de la senda, con abundancia de pinos y eucaliptos, se pasa a las fértiles vegas con cultivos de maíz, patatas y vides, pero la principal característica de esta senda es que, tras seguir el cauce del río Catoira y de su afluente San Cibrán, desemboca en el río Ulla al llegar hasta el Muíño de Mareas do Cura, donde se convierte en una senda que continúa por la costa en dirección a las Torres de Oeste. Estas fortalezas fueron construidas en la Edad Media para impedir el desembarco de los piratas en las costas gallegas y hoy día son testigo de la Romería Vikinga que se celebra cada primer domingo de agosto. Aquí se puede enlazar con la antigua ruta de senderismo que permite acceder directamente a la playa fluvial de Catoira y seguir hasta Valga. Este paseo tiene tramos de piedra y pasarelas de madera que se suceden a otros de arena. Más información: www.vikinga.es
Dificultad: Fácil. Distancia: 11 km. Punto de partida: Catoira, Pontevedra.

7. Cuntis
El paseo fluvial del río Gallo parte del casco antiguo y llega hasta el importante balneario de la localidad. Dispone de un carril bici que permitirá disfrutar a los ciclistas de este tramo sin interferencias con el tráfico de vehículos o peatones. Más información: www.turismodecuntis.com
Dificultad: Fácil. Distancia: 6 km. Punto de partida: Praza das Árbores, Cuntis, Pontevedra.

8. Meaño
Esta senda peatonal recorre la ribera del río Chanca, entre Simes y el nacimiento del curso fluvial en Armenteira, con un paseo que abraza el río y que ofrece 23 molinos de río, dos lavaderos públicos rehabilitados y dos áreas de esparcimiento (Muiño do Ferreiro, en Lores, y Molinos de Couso, en Simes). La ruta permite llegar hasta el nacimiento exacto del río Chanca, un manantial que brota justo bajo la carretera de O Busto, en Armenteira, y enlaza con la ruta dos muiños que sube de Lores hacia Simes y finaliza en el puente de Axís. Más información: www.concellodemeano.com
Dificultad: Media. Distancia: 5,5 km. Punto de partida: Ponte Lores, Meaño, Simes, Pontevedra.

9. Barrantes

La Ruta del Agua y de la Piedra se inicia en la rotonda de los Castaños en Barrantes y permite disfrutar de los molinos de piedra restaurados en las riberas del rio Umia para continuar, por un sendero un poco más abrupto, hasta el Monasterio de Santa María de Armenteira, del siglo XII, donde se puede admirar su gran cruceiro. Y si nos hemos quedado con ganas, en la misma localidad existen otras sendas fluviales recuperadas para el paseo. Más información: www.ribadumia.org
Dificultad: Fácil. Distancia: 2 km. Punto de partida: Barrantes, Pontevedra.
 
10. Lérez
Después de un primer tramo más urbano el paisaje se hace más auténtico al aparecer la típica vegetación de ribera acompañada de robles y castaños que salpican los pequeños senderos de pescadores que se internan en los denominados salones del Lérez, zonas donde el río se remansa. Podemos seguir por la orilla del río o por un tramo de la carretera que lleva a Monteporreiro donde es aconsejable desviarse para acceder al Mirador de Monteporreiro ya que nos ofrece unas hermosas vistas del final del río. Volvemos a la senda para acercarnos a la cascada de Monteporreiro y a los restos del antiguo balneario de Aguas del Lérez. Para pasar al otro margen del Lérez y continuar de regreso a Pontevedra habrá que atravesar una vieja pasarela de hierro sobre el río y, entre alisos, cañaverales y otras especies, llegaremos a la Fontaiña. Desde allí subimos por un camino que nos lleva a la escalinata de acceso al convento de San Benito de Lérez donde cada 11 de julio, acuden en romería miles de devotos. Otro aliciente de la ruta es la playa fluvial de Lerez y la conexión con la ruta de Bora en la que podremos comprobar la restauración de fuentes y manantiales.
Dificultad: Fácil. Punto de partida: Lérez, Pontevedra

11. O Salgueiral

Discurre por el río Almofrei, en Bora, cruzando un bosque de alto valor ecológico que conduce al Molino de A Bouza donde se han recuperado fuentes y lavaderos. A partir de aquí la ruta se separa un poco del río para seguir por un antiguo canal de agua que va hacia As Fervenzas y subir hasta el Pico Sacro desde donde se contempla el paisaje que hemos recorrido. En el futuro se conectará con la senda fluvial del Lérez, completando un sendero de casi 11 kilómetros de longitud.
Dificultad: Fácil. Punto de partida: O Salgueiral, Bora, Pontrevedra.

12. Vigo
El paseo fluvial del rio Lagares atraviesa todo el municipio y se pueden encontrar dos puentes medievales y ver una gran cantidad de aves acuáticas que utilizan el rio para anidar, así como merenderos, fuentes y una gran diversidad de vegetación autóctona. La senda pasa por el parque de Castrelos y continua hasta desembocar junto a la playa de Samil. Por su carácter urbano, es utilizada frecuentemente para hacer footing. Más información: www.turismodevigo.es
Dificultad: Fácil. Distancia: 7 km. Punto de partida: Avenida de Madrid, Vigo, Pontevedra.

13. Baiona

Dos son las sendas fluviales que podemos encontrar en este municipio: La primera, en los Molinos de Baredo, parte de la desembocadura del río Fraga, bajo un puente en la carretera que va de Baiona a A Guarda, y discurre a través de una pasarela de madera, desde la que se observan ocho molinos en los que hace años se molía harina como señalan los carteles informativos. Vale la pena recorrerlo, sobre todo en los días de calor pues, como es típico de los caminos de ribera, la senda es umbría y el ambiente fresco. Una vez en Baredo, una aldea hasta no hace mucho tiempo de casas de labradores y marineros, y si las fuerzas nos lo permiten, podemos continuar por el Sendeiro das Greas (GR-58) que se adentra en los boscosos montes de dicha sierra. Muy próximo a esta zona, se encuentra el Mirador de Cabo Silleiro con su faro de 1924, desde donde podrán disfrutar del magnetismo del océano Atlántico y, un poco más allá, podemos visitar la batería de cañones que perteneció a un antiguo cuartel militar. Más información: www.baiona.org
Dificultad: Baja. Distancia: 1 km . Punto de partida: Desembocadura del río Fraga en Rocamar, Baredo, Baiona, Pontevedra.

La segunda ruta propuesta en el municipio de Baiona discurre sobre una pasarela de madera en el río Baiña cuyas aguas desembocan en la Playa de Santa Marta en Baiona. A lo largo de sus 550 metros de recorrido, podemos recrearnos en su magnífico entorno natural y paisajístico, donde el cauce del río forma varias cascadas, rodeado de la vegetación de la zona y donde se han recuperado algunos de los antiguos lavaderos del pueblo. Más información: www.baiona.org
Dificultad: Baja. Distancia: 0,5 km. Punto de partida: Desembocadura del río Baiña, Baiona, Pontevedra.

14. Mondariz

Sus 25 kilómetros la convierten en uno de los senderos fluviales más largos destacando los numerosos puentes que nos encontramos en su recorrido, entre los que señalariamos el puente romano de Cernadela y los pasos de Tatín, con sus grandes bloques utilizados como puente desde tiempos remotos. A partir de aquí, sube hacia un bosque autóctono rico en robles y alcornoques para finalizar en el municipio de Covelo. La autenticidad de la naturaleza se ve reflejada en las especies animales que la habitan, como la nutria, y que, con suerte y paciencia, podremos ver y conocerlas un poco mejor también gracias a los paneles informativos. Si todavía nos quedan fuerzas, una pequeña ruta discurre por el interior del Mondariz para los que quieran adentrarse en el patrimonio etnográfico o disfrutar de las vistas que proporciona el mirador del Coto do Lobo.
Dificultad: Media. Distancia: 25 km. Punto de partida: playa fluvial de O Val, río Tea, Mondariz, Pontevedra.
 
LUGO

15. Morgallón

Las riberas del río Sor destacan, además de por su belleza, por la inesperada silla de hierro que, gracias a una polea, permitía atravesar el río en la central eléctrica ya abandonada. Tampoco falta el típico molino omnipresente en estas sendas fluviales gallegas. La presa de Ponte Ulló constituye una importante reserva piscícola para loa amantes de la fauna. En la pista de regreso nos sorprenderá el agua encajonada entre verticales laderas y de nuevo aparecerá otro "telesilla" al llegar a Monte de Ínsua y después de cruzar el puente. Más información: www.concellodovicedo.org
Dificultad: Media. Distancia: 9 km. Punto de partida: O Morgallón, O Vicedo, Lugo (PR-G8).

16. Guitiriz

La Ruta del Agua de Guitiriz es un recorrido sin desniveles que, a la orilla de los ríos Parga y Ladroil, recorre el verde camino que se extiende desde el puente de Santo Alberto hasta el robledal de Pardiñas y une las tres fuentes de aguas curativas más importantes de la zona: Valdobín, con su apacible área recreativa, San Xoán de Lagostelle, en el extraordinario Balneario de Guitiriz, y la tranquila fuente de Santo Domingo junto al robledal de Pardiñas. Otro de los alicientes del camino son sus construcciones: los puentes de Santo Alberto en el Camino Jacobeo del Norte, el puente de Pitero, los de Parga, Ferreira, Montemeá o Moeiro; multitud de molinos, como los restaurados de Parga y Ferreira; las áreas de ocio como la de Sete Muíños; la antigua mansión romana de Caranicum; el Castillo y la Feria de Parga; las iglesias, capillas y la curiosa mezquita de Guitiriz, construida durante la guerra Civil ya que se instalo un hospital de tropas “moras” en la ciudad.
Dificultad: Fácil. Distancia: 19 km. Punto de partida: Ponte de Santo Alberto, Pardiñas, Lugo (PR-G99).

17. Lugo
Dos son las sendas que hemos seleccionado en la ciudad de Lugo. El primero es el precioso paseo a orillas del río Rato y a escasos cinco minutos de la Muralla. A pesar de ser una ruta urbana, el entorno es boscoso y el paisaje excepcional por su arbolado y por las islas que sirven de refugio a gran variedad de aves que convierten el paseo en un magnífico mirador de pájaros. Más información: www.lugoturismo.com
Dificultad: Fácil. Punto de partida: Lugo.

La segunda ruta escogida es la del río dos muíños que recorre, en un entorno boscoso muy cuidado, los molinos, que situados en el río Mera, abastecían de harina a la ciudad de Lugo en otros tiempos. Más información: www.lugoturismo.com
Dificultad: Fácil. Distancia: 4 km. Punto de partida: Lugo

18. Sarria
La ruta das Aceas
parte de O Chanto y concluye en el denominado molino de O Regueiro. Los caminantes pueden admirar los cuatro molinos que hay a lo largo de un recorrido plagado de numerosas especies vegetales. Más información: www.sarria.es
Dificultad: Fácil. Distancia: 5 km. Punto de partida: Sarria, Lugo.

 
19. Paradela

Esta senda discurre a la vera del río Loio cerca del Camino de Santiago y entre importantes muestras de bosque autóctono, donde castañares y robledales se mezclan con abedules y alisos en un profundo valle. Encontraremos puentes y molinos tradicionales, como en A Retorta, o siguiendo un pequeño desvio, el escondido molino de Pías. En Loio, un ramal nos conducirá hasta las ruinas del monasterio de Santa María, casi olvidado en el interior del bosque y desde aquí podemos seguir hasta el puente de A Ribeira, junto al embalse de Belesar, donde finaliza el recorrido. Más información: www.paradela.es
Dificultad:
Media. Distancia: 9 km. Punto de partida: Parque infantil de Pacios, Paradela, Lugo (PR-G14).

OURENSE

20. Ourense
La senda fluvial del Miño a su paso por Ourense es en realidad un paseo termal que nos permite disfrutar de las principales caldas municipales. Siguiendo el curso del Barbaña llegamos al Puente del Milenio y tras descansar en sus miradores bajamos hasta las Termas de la Chavasqueira, donde podremos bañarnos en unas pequeñas piscinas termales de uso gratuito. Seguimos la ruta que nos lleva a las fuentes termales de Tinteiro y que poco después nos comunica con otro camino asfaltado al final del cual se encuentran las aguas de la Burga do Muiño de A Veiga que sorprende por su gran piscina termal y el área recreativa de Quintela de Canedo. Continuando por otro paseo llegamos a Outariz desde donde se puede regresar por el otro margen del río atravesando la pasarela. Más información: www.turismodeourense.com
Dificultad: Fácil. Distancia: 17 km. Punto de partida: Puente del Milenio, Ourense.

Fotos: Juan Fernández y Turgalicia.

MÁS INFORMACIÓN: www.turgalicia.es

 

(19/03/2011)