GRANADA

GRANADA

Los leones vuelven a la Alhambra
Después de diez años y tras un minucioso proceso de restauración, los emblemáticos leones de Granada vuelven a la Alhambra. Este es un buen motivo para visitar con la familia esta ciudad encantadora. Pero no es el único. Por Juan Fernández.
La Alhambra, de día, ante Sierra Nevada. Y de noche, fantasia y hechizo. Por la cuesta de Gomerez hacia los palacios. El Albayzín desde la Alhambra, pura magia. Al fresco en los jardines del Generalife. Sin brújula por las calles del Albayzín. Tradición y flamenco en el Sacromonte. Hormigas gigantes en el Parque de las Ciencias. ¡Cuidado con el T-Rex! Puede morder. Mariposa tropical en el Parque de las Ciencias. Para descansar en familia: Gran Vía Suites 44. Reminiscencias de zoco árabe en Calderería.

Te proponemos un paseo matinal a orillas del río Darro, con parada en las terrazas del paseo de los Tristes, para tomar un aperitivo contemplando la Alhambra, por la tarde una visita a este paraíso terrenal que la fantasía árabe nos ha legado y por la noche piérdete en las callejuelas del Albayzín para sentir la magia y el encanto que desprende el corazón de Granada. Cuando menos lo esperes habrás encontrado una tetería donde reponer tu cuerpo y tu mente.

Granada es una ciudad de fusión entre el lujo que desprende la Alhambra, el bullicio de la plaza de Bib-Rambla, la tranquilidad que proporciona el Albayzin y la bohemia alternativa de la calle Elvira con su ambiente estudiantil y mochilero.

La Alhambra: Esta joya de la arquitectura árabe debe recorrerse sin prisas, reparando en los detalles, y empapándose del sosiego del que disfrutaron los sultanes en esta ciudad fortificada, que protegía palacios decorados con filigranas y jardines en los que refrescar la tardes de sol andaluz. El tiempo, en la Alhambra, se detiene y transcurre al ritmo que le marca el murmulllo del agua. Los niños disfrutarán cuando les expliques como el sultán recibía sus visitas en el salón del Trono, desde el que gestionaba las cuestiones principales sobre su reino, o cuando susurres desde el otro lado de la sala de los Secretos y tus hijos te oigan perfectamente o ante los doce leones restaurados que vuelven a verter agua en el patio al que acceden las habitaciones más lujosas destinadas al Harén del sultán.
Y no te olvides del palacio del Generalife, la residencia veraniega, con sus fragantes jardines, surtidores y albercas como principal atractivo www.alhambra-patronato.es

Albayzín: Nada como un paseo relajado por el laberinto de callejuelas empedradas, que trepan por esta colina destilando esencia árabe, y salpicadas de cármenes (antiguas casas con patio que hoy cuestan una fortuna). El Albayzín tiene vida propia dentro de la ciudad con su mezcla morisca y bohemia entre turistas y nativos. El misterio y el embrujo te esperan a la vuelta de cada esquina y en los miradores que te permiten contemplar la Alhambra, como el concurrido de San Nicolás o desde otros más tranquilos y escondidos como el de la plaza de Carvajales. No es de extrañar que haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad.

Teterías: Disfruta de un te moruno en cualquiera de los establecimientos de la calle Calderería en la que se replica el pasado en forma de zoco árabe.

Sacromonte: La magia de este barrio proviene de sus primeros pobladores, judios, moriscos y gitanos, que se refugiaron en esta ladera empujados por la sociedad de la época. Esta mezcla dio origen al flamenco y es en sus cuevas donde se guarda y se muestra este arte. Para mayor información se puede visitar el Museo Cuevas del Sacromonte donde explican los orígenes de los pobladores de las cuevas y dispone de un recorrido botánico. www.sacromontegranada.com

Plaza de Bib-Rambla: El mercado de flores impregna de un cromatismo asombroso esta pintoresca plaza convirtiéndola en un oasis urbano. En las calles adyacentes de la Alcaicería encontrarás variados puestos de artesanía.

Tumba de los Reyes Católicos: Si niños, los de los libros de texto, los mismísimos Reyes Católicos eligieron Granada como el lugar donde descansarían eternamente. Puedes visitar su tumba en la Capilla Real.

Parque de las Ciencias: Dispone de todos los alicientes para hacer disfrutar a pequeños y grandes. Podrás observar de cerca y mediante una cámara a las pirañas, ver ADN humano, seguir el aumento imparable del contador de la población humana en tiempo real, confundir a tu cerebro mediante efectos ópticos, introducirte en un caleidoscopio gigante, comprobar tu potencia sobre una bicicleta,… www.parqueciencias.com
También dispone de una sala especialmente dedicada a niños entre 3 y 7 años de edad, donde podrán jugar y explorar a sus anchas, de un planetario que reproduce más de 7000 estrellas, una torre de Observación, un mariposario tropical, un simulador de agujeros negros y , hasta septiembre de este año, los impresionantes Tyrannosaurus rex vuelven para asustarnos. www.t-rexgranada.com Si quieres verlos, no te pierdas este aterrador vídeo

Casa museo Federico García Lorca:
Uno de los momentos mas emotivos, y no es para menos, será escuchar el piano en el que Federico se distrajo o contemplar la misma cama en la que durmio el artista bajo la colcha que su madre le tejió. La Huerta de San Vicente, casa de verano de la familia Lorca, se encuentra tal como la dejaron tras su exilio en 1939 después de los tristes acontecimientos de la Guerra Civil. Alrededor de la casa se ofrece el jardín público más extenso de toda Granada. Ocupa cerca de 80.000 metros cuadrados y se puede disfrutar de un agradable paseo por sus avenidas arboladas o entretenerse en su zona de juegos infantiles. www.huertadesanvicente.com

A esquiar: Si vas en invierno y te gusta esquiar, la silueta de Sierra Nevada, recortando el cielo tras la Alhambra, te animará a acercarte a las pistas de la estación, siempre con nieve y a pleno sol. ¡Qué más se puede pedir! Y si vas en verano, contemplar la comarca desde las laderas del Pico Veleta o el Mulhacén será una buena excusa para realizar una excursión a pie o pasar una jornada estival en el parque de atracciones Mirlo Blanco disfrutando de su pista de hielo, los toboganes deslizantes o el trineo ruso.  www.sierranevada.es

En globo: Y si todavía quieres hacer tu visita más excitante, para los más atrevidos existe la posibilidad de contemplar desde el aire esta fascinante ciudad. Es otro punto de vista a añadir siempre que el vértigo te lo permita. Hay muchas agencias que ofrecen esta aventura como www.gloventosur.com, www.globo.info, www.gloobo.es, www.benarum.com, www.turingactiva.com, www.ocioaventura.com, www.makaluaventura.com

DONDE DORMIR

Hotel Suites Gran Vía 44: Ideal para familias. Se trata de un edificio restaurado del siglo XIX que combina el servicio de un hotel de lujo y la autonomía de tu propio apartamento, en el centro de Granada. Equipados de manera práctica y con todo lo necesario, dispone de cocina, wifi gratuito y te sirven el desayuno en las habitaciones. www.suitesgranviagranada.com

Dormir en casas cueva: Aunque más alejadas de la ciudad, si quieres sorprender a los tuyos, tienes la opción de la casas-cueva de Guadix y El Marquesado, Baza-Huéscar o incluso en el barrio del Sacromonte. Se trata de construcciones tradicionales horadadas en la tierra y adaptadas al confort de un alojamiento turístico.

Y si quieres dormir en un palacio del siglo XVI, en pleno Albayzin y con vistas a al Alhambra quizá te interese el Hotel Palacio de Santa Inés.

 

DONDE COMER

Las tapas, que se sirven gratis en todos los bares junto con la bebida, son un apetitoso símbolo de Granada que constituyen en sí mismas una manera informal de almorzar o cenar de forma variada y sabrosa. El tapeo en bares y tascas es para el granadino un rito social. Caracoles guisados, patatas a lo pobre, pescados rebozados, embutidos, migas con tropezones, callos, habas con jamón,... www.tapasengranada.es

La repostería granadina. De inconfundible herencia musulmana, delatada por la miel, el azúcar, la almendra y las especias, son, sin embargo, los dulces que elaboran las monjas en los conventos, los que más fama tienen. Pero no te olvides de probar los piononos de Casa Isla o los dulces árabes en los establecimientos de las calles Calderería.

 

INFORMACION

www.granadatur.com
www.turgranada.es

Para moverse por Granada, nada mejor que los propios pies, o el servicio de autobuses, ya que su orografía hace que el uso del coche resulte hasta incómodo. El Ayuntamiento de Granada ofrece bonos turísticos de precio reducido que te permitirán entrar a la Alhambra, la Catedral, la Capilla Real, el Monasterio de la Cartuja, el Monasterio San Jerónimo, el Parque de las Ciencias y el Museo de la Memoria de Andalucía. Además incluyen cinco viajes de autobuses.

Fotos: Juan Fernández, Ayuntamiento de Granada y Patronato Provincial de Turismo de Granada.

(13/02/2012)