ROBLEDILLO DE GATA, CÁCERES

ROBLEDILLO DE GATA, CÁCERES

Un calmante contra el estrés
Quien busque grandes atracciones que evite el viaje. En Robledillo de Gata no encontrarás nada más que una postal del pasado envuelta por una naturaleza generosa…y nada menos. Por Juan Fernández (texto y fotos).
Saliendo de la casa rural Luna Menguante El pueblo se estira sobre el río Árrago Museo del Aceite: Tal como hace un siglo Las calles siempre empinadas y estrechas En Robledillo de Gata no faltan los gatos Balcones y pasadizos por el túnel del tiempo Apartamentos rústicos Luna Menguante Piscina natural, el remedio contra el calor

Robledillo es una foto fija detenida en el tiempo y está empeñado en mantener su arquitectura popular, atrapada por sus estrechas y empinadas callejuelas, y rodeada por huertos, bancales de viñas y olivos al arrullo del río Árrago. No encontrarás nada más...y nada menos ya que, hoy día, es difícil descubrir un entorno tan puro, intacto y genuino para pasar un delicioso fin de semana en familia o unas vacaciones en el campo.

Ahhhh, y que no se te olvide llevar dinero en efectivo y gasolina suficiente, en este pueblo alejado y recóndito acurrucado junto al río, no hay cajeros, ni gasolinera. No hay hueco para todo aquello que no pueda mezclarse con la naturaleza en igualdad de condiciones.

Y recuerda que por Robledillo no se pasa, debes ir para encontrarlo y sumergirte en el silencio de su valle, en los sombríos pasadizos, en la insistencia de las campanas, en el rumor del agua, en el trino de los pájaros…

Museo del Aceite: Julio Rodríguez, el médico del pueblo, cumplió su sueño cuando restauró este viejo molino y lo convirtió en un museo en el que se expone toda la maquinaria que lo hacía funcionar. Descubrirás porque a este líquido lo llaman oro verde en esta zona www.molinodelmedio.com

Hospital-Enfermería 
San Antonio: Compite con tus hijos buscando los motivos en relieve de ángeles, aves y vegetales en las paredes de este antiguo hospital franciscano.

Piscina natural:
Nada mejor para refrescarse en verano que la piscina creada en el mismo río Árrago. Agua cristalina y pura que baja directa desde los nacederos de la sierra. Diversión asegurada para los más pequeños. No hay pueblo en la Sierra que no disponga de su piscina natural destacando, además de la de Robledillo, las de Acebo, Descargamaría… www.sierradegata.org/turismo/ocio/actividades.asp?seleccion=piscina
 

Senderos y miradores: Cualquier ruta por las carreteras, pistas o caminos que unen los diferentes pueblos de la Sierra de Gata será una invitación al paseo tranquilo y sereno con imprescindibles paradas en los miradores que las jalonan. Santibañez el Alto ya nos adelanta, con su nombre, que podremos disfrutar de las mejores vistas de la zona con poderosas puestas de sol. Otras opciones: El sendero GR-10 que atraviesa la comarca, la calzada romana, el mirador de la Lagartera, el Chorritero

Reserva Biológica del Buitre Negro:
¿Te imaginas un pájaro que mida casi tres metros con las alas abiertas?. Ese es el buitre negro y en Descargamaría han habilitado el Muladar del Larguijo con un mirador para el avistamiento de la segunda mayor colonia europea de buitres negros. Si te parece poco, además podrás contemplar la cascada del Chorrito con más de 100 metros de caída.

También las grullas son protagonistas en esta comarca cuando vienen a pasar la época invernal. A primera hora de la mañana y al atardecer verás las bandadas de grullas que van hacia las zonas donde duermen y emitiendo un peculiar sonido.

No nos podemos marchar sin probar, y sin comprar, los productos de la zona:
una deliciosa miel, el dorado, brillante y oloroso aceite de oliva, sus contundentes quesos (mmmmmmm)....y los dulces.

COMO LLEGAR

Robledillo se encuentra en la Sierra de Gata, al norte de Cáceres, entre Las Hurdes, la serranía salmantina y la frontera portuguesa. En el meridiano de la carretera que va desde Pozuelo de Zarzón (Cáceres) a Martiago (Salamanca).

 

DONDE DORMIR

Robledillo de Gata se ha convertido en un foco de turismo rural con una importante oferta de casa rurales, apartamentos y algún restaurante. Sobre todas las opciones de alojamiento destaca la casa rural 'Luna Menguante' ejemplo de rehabilitación gracias al trabajo realizado con paciencia, dedicación y afecto por sus nuevos propietarios María José y Armando. No solo han mantenido los elementos tradicionales como el adobe, la madera, la piedra y la pizarra, sino que los han combinado, con destreza y equilibrio, con estilos más modernos. Un establecimiento acogedor y cómodo para disfrutar en familia. Y como colofón, arriba, un encantador jardín con hermosas vistas al pueblo y a los montes (ver foto superior) y, abajo, una agradable bodega en la que merendar y charlar sin prisas. También ofrece apartamentos rústicos para cuatro personas equipados con todo lo necesario. Dispone de menús para celiacos y, en el desayuno, siempre hay sorpresa para los más pequeños. www.lunarural.com/

INFORMACION

 

QUE VER en otros pueblos de la Sierra de Gata:

Casa de la mujer panzuda en Villasbuenas de Gata:
En su fachada sobresalen figuras en relieve relativas a la fábula de la zorra y el gallo y algunas otras de significado misterioso entre las que se encuentra una que asemeja ser una mujer oronda y ancha de caderas, la mujer panzuda.


Acebo: Hay que visitar lo que mantiene de su antiguo barrio judío y recrearse viendo como se teje el famoso encaje de bolillos. Una herencia de las mujeres de los canteros gallegos que, en el siglo XVI, trabajaron en la iglesia del pueblo. www.acebo.es

San Martín de Trevejo: Además de su bien conservada arquitectura popular y las regateras que los niños disfrutarán, destacan los chozos o zahurdones, construcciones circulares con paredes de piedra y techumbre vegetal que eran utilizadas por los pastores.

Cilleros: Hay que visitar su Museo etnográfico y ver la Casa Grande "con tantas ventanas y puertas como días tiene el año"  www.ayuntamientodecilleros.es

Trevejo: Declarado conjunto histórico-artístico por su caracter medieval en el que sobresalen el castillo y las tumbas excavadas en la roca ¡Uhhhhhhh!

Gata: ¡¡200 años!!, esa es la edad que tiene el cedro, árbol singular, de Gata. También aquí se puede visitar al único orfebre que continua realizando anillos, pendientes y cadenas de manera tradicional.

Cadalso:
En la plaza Mayor encontrarás una antigua cárcel (tranquilos, ahora en desuso) y la casa en la que el rey Alfonso XI se hospedaba cuando cazaba por estos montes. 

A fala: es un dialecto que se habla en tres localidades serranas y que hunde sus raíces en los tiempos de la Reconquista. Se considera una variante del galaico-portugués con reminiscencias del bable asturiano y del leonés. En San Martín de Trevejo, lo denominan mañegu, e incluso las calles están rotuladas en castellano y mañego, en Eljas, lagarteiru y en Valverde del Fresno, valverdeiru. La Asociación Fala i Cultura es soporte de este Bien de Interés Cultural.  www.sierradegata.org/Cultura/fala.asp


Más información:
www.sierradegata.org


Foto piscina: www.sierradegata.org 

 

 

(16/04/2012)