Menopausia precoz

Donación de óvulos: la ayuda para ser madre
Quiero un Bebé / Salud La menopausia precoz es un problema que afecta a algunas mujeres jóvenes (menores de 40 años) y que consiste en el cese patológico de la actividad de los ovarios. Los síntomas son ausencia de regla, disminución de la secreción de estrógenos y pérdida de la fertilidad. Si te ocurre y quieres ser madre debes recurrir a la donación de óvulos. Por Mar Fernández.

La menopausia precoz o fallo ovárico precoz es el cese patológico de la actividad de los ovarios antes de los 40 años. Las mujeres que la padecen presentan síntomas similares a los que sienten aquéllas que ya tienen la menopausia. “Éstos son la amenorrea o ausencia de regla, y síntomas asociados a los bajos niveles de estrógenos como los sofocos, las alteraciones del sueño y emocionales, la disminución del deseo sexual y la sequedad vaginal”, asegura la Dra. Victoria Verdú coordinadora de ginecología de la clínica de reproducción asistida Ginefiv.

Causas de la menopausia precoz
Cuando la mujer nace cuenta con un número determinado de óvulos que se van agotando a lo largo de la vida fértil. Durante el ciclo menstrual maduran unos treinta, aunque sólo uno completa el proceso, dando lugar a un ovocito maduro con capacidad de ser fertilizado. “El resto de óvulos que no finalizan el proceso se pierden en lo que llamamos atresia folicular. Algunas mujeres experimentan este proceso de forma muy acelerada por lo que su vida reproductiva se acorta”, explica la Dra. Verdú.
Algunos de los factores que pueden causar el fallo ovárico precoz son, según la Dra. Verdú, “desde alteraciones cromosómicas o genéticas, enfermedades autoinmunes -como la diabetes o la disfunción tiroidea-, tratamientos realizados con radioterapia o quimioterapia, o algunas infecciones virales, hasta algunos agentes tóxicos como el tabaco”.
La menopausia precoz se diagnostica realizando: una historia clínica detallada; una exploración física y ginecológica; y una analítica de sangre para evaluar los niveles de estradiol, los de la hormona folículoestimulante (FSH), y los de la hormona antimulleriana (AMH).  El fallo ovárico precoz puede, además, tener algunas consecuencias para la salud como “la aparición de osteoporosis, enfermedad cardiovascular, depresión o enfermedades autoinmunes”, explica la Dra. Verdú.

Donación de óvulos
Si la mujer con menopausia precoz quiere ser madre debe someterse a tratamientos de fertilidad, en concreto a la donación de óvulos. “En estos casos no son efectivos los tratamientos de estimulación de la ovulación, por lo que la mejor opción para lograr un embarazo en estas mujeres es la donación de óvulos”, afirma la Dra. Victoria Verdú, coordinadora de ginecología de la clínica de reproducción asistida Ginefiv. La donación de óvulos es una técnica dirigida a aquellas parejas cuyo problema de esterilidad puede solucionarse sustituyendo los óvulos propios por los de una donante joven, sana y fértil. “Es un procedimiento sencillo que permite conseguir el embarazo en un 57% por cada transferencia embrionaria, e incluso llega al 94% tras haber realizado 4 ciclos. De esta forma, se practicaría la fecundación in vitro con los óvulos de una donante y el semen de la pareja”, explica la Dra. Verdú.
Las mujeres que padecen menopausia precoz deben seguir una serie de recomendaciones saludables como “hacer ejercicio moderado, mantener una dieta rica en calcio y no fumar. Es aconsejable seguir un tratamiento hormonal sustitutivo siempre que haya sido prescrito por su ginecólogo para evitar síntomas y consecuencias futuras. Además, se debe atender a la salud mental y emocional ya que puede originar ansiedad y depresión, sobre todo si no se ha cumplido el deseo de ser madre”, concluye la Dra. Verdú.

(19/01/2011)