“No consigo el embarazo”

Cómo debes pensar para no caer en la obsesión
Quiero un Bebé / Psico La obsesión es uno de los problemas psicológicos que más afecta a las parejas que no pueden tener hijos de manera natural y han de recurrir a los tratamientos de fertilidad. El hecho de someterse a diferentes técnicas, bastante costosas, y de esperar ansiosas un resultado positivo, puede hacerles caer en la obsesión. Por Carmen Bayón.

“La espera de una respuesta que puede darse en cualquier momento, que no parece responder a ningún criterio lógico y que parece escapar por completo del control del personal sanitario y de los pacientes, convierte a los tratamientos de fertilidad en una especie de ruleta rusa, en la que cuanto más se apuesta más probabilidades hay de ganar. Por eso es fácil entrar en un proceso obsesivo”, explica Inma Cerejido, psicóloga y ex paciente en tratamientos de fertilidad.
Hay personas más propensas a caer en esta obsesión, esas que se enfrentan a los tratamientos pensando que lo importante es un embarazo a cualquier precio, que han perdido el concepto de si misma y el valor de lo que poseen. “En esta situación es facil entrar en los procesos de obsesión”, explica la psicóloga.
Por otra parte, también el hombre puede caer en la obsesión. Aunque los tratamientos de fertilidad tienen menor impacto físico en él, la parte psicológica si puede verse afectada. “Al igual que las mujeres, si han colocado el embarazo en el centro de su vida y de su bienestar, los riesgos de obsesión serán los mismos”.
 
Como actuar ante la obsesión
La alarma debe saltar cuando estamos dispuestos a alterar nuestra vida hasta el punto de perjudicar nuestra salud, nuestra situación económica, profesional y social más allá de lo razonable. Recomiendo compartir con las personas que nos quieren lo que esta sucediendo porque es desde el exterior desde donde pueden ofrecernos una visión más real nuestra situación”, aconseja Inma Cerejido. Además, esta psicóloga proporciona una serie de pautas de pensamiento y conducta que pueden ayudarte:

  • Los tratamientos son una ayuda médica para un proceso que de manera espontánea no se ha producido, pero no garantizan el resultado- . “Entrar en ellos desde este pensamiento ayuda mucho. Hay que pensar que los tratamientos no son un solución garantizada”, explica la psicóloga.
  • Olvídate de tu cuerpo, no te explores, es un asunto médico. Piensa en otras cosas.
  • Define o fija un número máximo de intentos y no te dejes tentar.
  • Céntrate en todo lo que eres más allá de ser madre.
  • Comparte lo que estas haciendo tanto en el trabajo, como con tus amigos o con la familia.
  • Diviértete, sal con tus amigos y tu pareja... puede que pronto no puedas hacerlo porque la maternidad te lo impida.

 

TEMAS RELACIONADOS
Ayuda psicológica en los tratamientos de infertilidad

 

(15/10/2010)