Dermatitis atópica

Medidas para calmar el picor
Tu Bebé / Salud Comienza el frío y aparece de nuevo la dermatitis atópica: suele reactivarse con los cambios de estación. Su tratamiento requiere mucha constancia porque hay que hidratar a diario la piel del niño y seguir una serie de consejos en casa para evitar irritaciones. Por Mar Fernández.

El principal síntoma de la dermatitis atópica es el picor intenso, una sensación desagradable que provoca en el niño la necesidad imperiosa de rascarse en la zona. En los lactantes suele aparecer con frecuencia en las mejillas (respetando la zona de alrededor de la boca), el tronco y las extremidades, con placas que presentan inflamación y vesículas. En los niños, la manifestación mas típica son los eccemas en los pliegues de flexión de brazos (zona interna de los codos) y piernas (zona interna de las rodillas). "En ambas edades el síntoma predominante es el prurito o picor, que puede condicionar la calidad de vida del niño y de sus familias", explica la Dra. Cristina Villegas Fernández, dermatólogo en el Hospital “La Moraleja”, en Madrid. El rascado hace que las vesículas se rompan y se formen pequeñas heridas o costras que pueden infectarse, por eso es importante acudir al pediatra para que valore las lesiones y decida si debe recetar antibiótico.
Su causa es aún desconocida, aunque existen teorías que la relacionan con la genética, el sistema inmunitario, las infecciones, el ambiente, etc.
Lo positivo de este problema es que suele desaparecer a medida que el niño crece. "Es frecuente que los síntomas vayan mejorando con la edad y con los cuidados de mantenimiento; la mayoría  de los pacientes lo resuelven hacia el año de vida, y en la adolescencia suele desaparecer", dice la dermatóloga.

 

CÓMO TRATARLA EN CASA Y EVITAR EL PICOR
La dermatitis atópica suele aparecer en los cambios estacionales, en relación con la adaptación inadecuada de la piel del paciente atópico al ambiente.
Para cuidar la piel del bebé hay que seguir las indicaciones del dermatólogo o pediatra: mantener hidratada la piel a diario con cremas emolientes e hidratantes; realizar baños cortos y con agua templada (no muy caliente) con productos exentos de jabones; utilizar ropas de algodón, lavadas sin suavizantes; y evitar los factores desencadenantes (sudor, geles que resequen la piel, colonias, ropas sintéticas, etc.).
Hay múltiples productos emolientes que ayudan en el tratamiento de la dermatitis atópica: cremas emolientes, cremas hidratantes, limpiadores específicos para pieles intolerantes… Debes comprarlos en la farmacia y han de ser de hipoalergénicos. Por ejemplo, "Aderma Exomega", de Ducray; lo puedes encontrar en crema o bálsamo, aceite para el baño, gel limpiador o champú. Un nuevo producto para las pieles atópicas que calma el picor es "Xeracalm A.D", de Avène; puedes encontrarlo en crema o bálsamo y en aceite limpiador.

 

TEMAS RELACIONADOS
Piel seca o eccema
– ¿Qué le pasa en la piel?

(20/11/2013)