Juguetes para bebés

7 consejos a tener en cuenta antes de comprar
Tu Bebé / Psico Los niños menores de tres años necesitan unos juguetes adecuados a su capacidad motriz. Hay que tener en cuenta el material con el que están fabricados y el tamaño de los mismos. Y sobre todo, no pasar por alto una serie de puntos que indican si son seguros o no. Por Carmen Bayón.

Los niños menores de un año juegan y aprenden explorándolo todo y no sólo utilizan las manos y los ojos, sino también la boca. Por ello, “los juguetes no deben tener aristas cortantes, ni ángulos puntiagudos y no pueden estar fabricados con materiales tóxicos” –afirma el doctor Antonio Redondo, pediatra en Alicante y director de la web de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP)– y deben ser fáciles de limpiar o lavar”. 
Tanto su tamaño, como el de sus partes pequeñas o sueltas, conviene que sean lo suficientemente grandes para impedir que se los introduzcan en la boca, nariz u oídos. Y hay que pensar no sólo en sus juguetes, sino también con las cosas de su entorno, incluidos los juguetes de sus hermanos mayores.
“También recomendamos que cuando son tan pequeños usen juguetes de plástico, tela, goma o madera, fácil de abarcar con sus pequeñas manos, que se pueda chupar y morder; lanzar y pedir; voltear y cambiar de mano”, señala la doctora Ana Martínez Rubio, pediatra de Atención Primaria en el Centro de Salud de Camas, Sevilla, y miembro de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap). “Aún así, el niño necesita a una persona que juegue con él y que le mire y le hable. Es muy importante para favorecer la maduración del lenguaje y la sociabilidad”, afirma.

 

7 consejos para elegir juguetes seguros
Los expertos inciden en la importancia de que los juguetes sean seguros para que no puedan poner en riesgo la seguridad del niño, ni su salud o la de otras personas. En este sentido, el doctor Redondo propone una serie de consejos a la hora de elegir los juguetes:

1. Cada juguete debe tener una etiqueta en la que figure la edad para la que está destinado, así como información sobre el modo de empleo y las precauciones a tener en cuenta. Hay que buscar las palabras "no tóxico," (nontoxic), "resistente a las llamas" (flame resistant) y "resistente al fuego" (flame retardant)”.

 2. Elegir juguetes bien hechos y de buena calidad, y que sean fabricados y puestos a la venta por compañías de buena reputación. Generalmente, los juguetes de calidad requieren menos reparaciones y son más seguros si se usan debidamente.

 3. Evitar la compra de juguetes que se disparen o tengan que ser lanzados, si no tiene el lugar apropiado para usarlos. 

 4. Hay que confirmar la estabilidad cuando se trate de juguetes diseñados para montarse o trepar en ellos.

 5. No comprar juguetes que sean demasiado avanzados o complicados para la habilidad de los niños, simplemente porque están de moda.

 6. Los “juguetes nuevos” van a ser utilizados durante mucho tiempo; como pueden romperse,  se deberían revisar todos los juguetes, ocasionalmente, para confirmar que no suponen ningún nuevo peligro.

 7. Los mejores juguetes, y los más seguros, no tienen porqué ser los que se anuncian por televisión.


TEMAS RELACIONADOS

¿Qué juguetes se pide?
Los mejores en cada etapa, según los pediatras

(02/01/2017)