No le gusta la leche

Trucos para que tome toda la leche que necesita
Tu Bebé / Nutrición A partir del año de edad ya puede comer de casi todo, pero la leche sigue siendo la mejor fuente de calcio. Si no le gusta, hay trucos para que tome a diario la cantidad que necesita. Puedes disfrazarla con cereales o frutas, o añadirla a los purés de verduras. Ten en cuenta que estos alimentos puedan introducirse ya en la dieta del niño. Por MqP.

Gracias al calcio, sus huesos se desarrollan de forma saludable y el niño puede crecer sin problemas. Al año de vida, tu bebé debe tomar entre 500 cc (medio litro) y 750 cc de leche o derivados lácteos al día. Estos requerimientos se cubren si toma dos vasos de leche al día (equivalen a medio litro) más dos yogures (equivalen a 250 cc de leche) o tres vasos de leche. También puedes sustituir uno de los yogures por otro derivado (queso fresco, petit suisse pequeño, postre lácteo). Ten en cuenta que un pettit suisse de los grandes equivale a un vaso de leche. La mayoría de los pediatras recomiendan introducir la leche de vaca a los dos años, mientras que otros la incluyen en la dieta a partir de los 18 meses. Por eso, hasta que la recomiende el especialista, debes darle leche de continuación.
 
Cómo "disfrazar" la leche para que le guste
Si a tu hijo le cuesta beber la leche o se aburre de ella, puedes disfrazarla con otros alimentos, teniendo en cuenta siempre que estos últimos ya puedan introducirse en la dieta del niño:

  • Cereales. Añade una cucharada de cereales con sabor a galleta a la leche de continuación en el biberón o en el vaso o taza.
  • Fruta. Echa fruta natural (plátano, pera o manzana) a la leche y pásalo todo por la batidora. El resultado será un batido ideal para la merienda.
  • Puré. Cuando le prepares puré de verduras o de patata, prueba a echar unos cacitos de leche. Además de quedar mucho más cremoso el plato, conseguirás que se tome parte de la cantidad de leche que no se bebe en el biberón.
  • Derivados lácteos. Si después de probar todos los trucos posibles sigue sin beberla, puedes optar por sustituirla por derivados lácteos (yogures, queso fresco, quesito, petit suisse), pero teniendo en cuenta que ha de hacer al menos una toma de leche al día. Para que te asegures de que toma el calcio que necesita, ten en cuenta que  250 cc de leche (un vaso grande) equivalen a 2 yogures o a 3 unidades de queso en porciones. Puedes darle la leche en el desayuno con cereales, en la cena como postre, o en la merienda (batida con fruta natural). Otros postres lácteos que puedes ofrecerle son las natillas, el arroz con leche o el flan, pero han de estar adaptados a la edad del niño. Si aún no toma leche de vaca, cerciórate de que se han elaborado con leche de continuación. Si todavía no toma huevo, deberás dejar el flan y las natillas para más adelante, cuando el pediatra te dé las indicaciones para que lo introduzcas en su dieta.
(10/05/2010)