Los niños que DUERMEN menos de nueve horas rinden menos en la escuela


La falta de horas de sueño distorsiona el rendimiento de los niños
en el conocimiento lingüístico, en reglas gramaticales y ortográficas, así como en cuestiones claves de la organización y comprensión de textos. En otros aspectos como la memoria, el aprendizaje o la motivación, el efecto es menor y se ven alteradas sobre todo por pautas de sueño irregulares.


La falta de horas de sueño distorsiona el rendimiento de los niños
en el conocimiento lingüístico, en reglas gramaticales y ortográficas, así como en cuestiones claves de la organización y comprensión de textos. En otros aspectos como la memoria, el aprendizaje o la motivación, el efecto es menor y se ven alteradas sobre todo por pautas de sueño irregulares.

“Teniendo en cuenta los resultados obtenidos, consideramos que dormir más de nueve horas y tener una adecuada rutina diaria favorece el rendimiento académico”
, explica Ramón Cladellas, profesor del Departamento de Psicología básica, Evolutiva y de la Educación de la UAB y autor principal del estudio. Y añade que los horarios han de mantenerse todos los días, incluidos también los fines de semana. La investigación evaluó a 142 alumnos de primaria (65 niñas y 77 niños de entre seis y siete años) procedentes de diversos centros escolares y revela que un 69% de los estudiantes regresan a casa, tres o más días a la semana, después de las nueve de la noche lo que explica que se acuesten, al menos cuatro días a la semana, después de las 11 de la noche.

Para Ramón Cladellas, los padres se preocupan por el tiempo que los pequeños se exponen a la televisión o los videojuegos sin dar importancia a las horas de descanso. Por ello el estudio recomienda que se elabore un plan de prevención para concienciar a padres y profesores sobre la importancia del descanso nocturno para mejorar la capacidad cognitiva del alumno.